La Audiencia Nacional investiga a CaixaBank por su relación con la mafia china

caixabank

El juez de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno investiga a CaixaBank como persona jurídica por un delito de blanqueo de capitales, por la actuación de diez de sus sucursales en el presunto favorecimiento, auxilio y ocultación de fondos de clientes de nacionalidad china, investigados en las operaciones contra la mafia china conocidas como ‘Emperador’, ‘Chequia’, ‘Snake’ y ‘Pólvora’.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 considera que las oficinas investigadas, directivos y empleados actuaron presuntamente “como canales de blanqueo de dichas organizaciones”, "aún cuando podían sospechar que sus clientes estaban inmersos en actividades ilícitas de fraude del que procedían las ingentes imposiciones en efectivo que realizaban”.

Sobre este proceso, que deriva del relacionado con el banco chino ICBC, la entidad “niega cualquier tipo de colaboración o participación en delitos de blanqueo de capitales presuntamente cometidos por ciudadanos de nacionalidad china”; reafirma su compromiso con el cumplimiento normativo, el que “cumple y ha cumplido” en “todo momento” la normativa de prevención de blanqueo de capitales.

“Nuestros empleados están formados y tienen la obligación de seguir normas y procedimientos de actuación concretos para intentar detectar y prevenir, en la medida de lo posible, la comisión de delitos de blanqueo”, apuntan desde CaixaBank.

Según relata el magistrado en su auto, a raíz de la investigación a la entidad ICBC (Industrial And Comercial Bank Of China) por conductas de blanqueo al servicio de diversas organizaciones criminales de ciudadanos chinos, el Grupo de Delitos Económicos de la Guardia Civil y el SEPBLAC detectaron una serie de comportamientos irregulares llevados a cabo por determinadas sucursales de CaixaBank entre 2011 y 2015 para ayudar presuntamente a personas físicas y sociales de nacionalidad china a aprovecharse de las ganancias ilícitas de sus defraudaciones y contrabando de mercancía.

El Sepblac cifró en 99,1 millones las transferencias totales enviadas a China y Hong Kong en el periodo investigado, de 2013 a 2015, pero CaixaBank sólo comunicó indicios de blanqueo en 2 de los 193 clientes que hicieron estas operaciones. “No se realizaron exámenes especiales tras los requerimientos ni se comunicaron por indicios al Sepblac respecto a 165 de los 193 clientes, sino que siguieron operando, transfirieron 31,7 millones de euros", añade el juez.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.