Homenaje al comunismo en Madrid

comunistas-madrid

El próximo 8 de julio se celebrará en Madrid la jornada de fin de curso de los 'Comunistas de Madrid', organizada por el Partido Comunista Español. Hasta allí acudirán a dar dos conferencias Ramón Espinar y Alberto Garzón. El primero, senador de Unidos Podemos, hablará sobre cómo ganar en la Comunidad de Madrid y el segundo, diputado y líder de Izquierda Unida, dará una charla bautizada 'Basta de estafa, construyamos una unidad popular'.

Resulta curioso llamar estafa al actual sistema y no alabar las virtudes del sistema comunista, que ha fracasado a lo largo de la historia en todos los países donde se ha implantado.

Espinar, el comunista hijo del banquero

Ramón Espinar adquirió en 2010 una vivienda de protección pública con 23 años valorada en 146.224 euros. El comunista Espinar abonó por su pisito de soltero 52.000 euros al contado, según informó la Cadena Ser, un acto muy normal de los castigados obreros. Pero no solo eso, apenas nueve meses después, Espinar sufrió una posesión del maligno capitalismo y decidió vender la casa por 176.000 euros, 30.000 euros más del precio inicial. Especulación pura en plena burbuja inmobiliaria.

El padre de Espinar, Ramón Espinar Gallego, también tuvo una actitud muy comunista en el caso de las tarjetas black. De hecho, decidió gastarse 178.000 euros en lujos y viajes. El que fuera dirigente socialista, ha sido condenado a un año de prisión por esa conducta delictiva.

Espinar dijo en su Twitter que eran: "Los hijos de los obreros que no pudisteis matar. Los nietos de los que perdieron la guerra civil". Como cualquier hijo de obrero, su padre le dio 52.000 euros de entrada para una casa con solo 23 años. ¿A quién no le ha pasado?

espinar-tuit

Garzón, a favor de las políticas de Venezuela y Zimbaue

Alberto Garzón, que ha pasado a un segundo plano tras la unión con Podemos, tiene teorías económicas dignas de arruinar cualquier país. Garzón y su hermano Eduardo, quien es el referente económico del neocomunismo, abogan por imprimir más billetes. Ellos creen que si el Banco Central Europeo imprime más dinero se acabaría la crisis.

Sin embargo, parece que no comprenden que cuando existe una gran cantidad de oferta de un producto, en este caso el euro, su valor desciende. Es decir, lo que ahora pagas con 5 euros, imprimiendo billetes lo pagarías con 10. De primero de EGB.

Esta técnica tan revolucionaria fue puesta en marcha en Venezuela y Zimbabue. Dos super potencias económicas.

Dentro de esas jornadas, no sabemos si se hará mención al fracaso comunista en la Europa del siglo XX, a los asesinatos ejecutados por sus ídolos Lenin, Stalin, Fidel Castro o el Che Guevara, a las represiones llevadas a cabo en Hungría en 1968 o en Polonia en 1981, cuando querían celebrar unas elecciones libres y el comunismo se lo impidió con tanques.

Funciona siempre tan bien el comunismo allí donde se implanta que tienen que construir muros y levantar fronteras infranqueables, no para que no vengan extranjeros, sino para que sus propios ciudadanos no se marchen.

Celebrar jornadas comunistas, siendo la ideología que más muertes ha causado en la historia, es un acto democrático. Celebrar jornadas fascistas sería un homenaje a las dictaduras y a la represión que sufrió Europa. Otro delito de odio. Y los maricomplejines siguen metidos en la cueva. Así nos va.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.