España | Economía

España cierra el año sin Gobierno con su mayor crecimiento económico desde 2007

soraya-rajoy

La economía española no sólo resiste su año de desgobierno sin desaceleración, sino que va a marcar un ejercicio récord desde el inicio de la crisis. Así se desprende del indicador adelantado para el cuarto trimestre elaborado por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).

Tras la caída del paro en el tercer trimestre y otros factores, la AIReF prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) crezca en el cuarto trimestre del año al mismo ritmo del 0,7% actual, lo que supone finalizar el año con un crecimiento interanual del 3,3%.

La cifra es la mejor desde que en 2007 arrancó la crisis y supera incluso el 3,2% de 2015 que se perfilaba como irrepetible este año por la previsible desacelaración y la incertidumbre política.

Expertos consultados señalan que también influye la revisión que ha efectuado el Instituto Nacional de Estadística (INE), que supone elevar la tasa interanual del primer semestre, pero de todos modos el resultado permitirá decir al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que 2016 mejora a 2015, salvo debacle inesperada en los dos últimos meses del año.

Su previsión oficial aprobada el pasado julio en Consejo de Ministros de un crecimiento del 2,9% este año queda desbordada. El servicio de Estudios del BBVA sostiene que si no se hubiera producido incertidumbre, el crecimiento este año sería aún mayor en casi un punto del PIB entre este año y el próximo.

De momento, el Ministerio de Economía afirmó en su boletín económico semanal que todos "los indicadores cualitativos" muestran un comportamiento favorable y días atrás también el Banco de España observó una "notable fortaleza" en la economía española gracias al repunte del consumo.

Según el citado boletín ministerial, indicadores clave como el de confianza, de negocios empresariales y de industria están apuntando al alza en las últimas semanas tras un comportamiento mejor del esperado en el tercer trimestre en que apenas se moderó el crecimiento en una décima, al pasar del 0,8% en el segundo trimestre al 0,7% en el concluido el 30 de septiembre.

A ello hay que sumar la fuerte caída registrada por el paro, los datos ya conocidos de crecimiento durante el tercer trimestre e, incluso, la cifras de IPC. El resultado de todo ello es que la economía española está en su mejor situación desde que, en 2008, estalló la crisis económico-financiera mundial.

España registrará el mayor crecimiento entre las grandes economías occidentales y en todo Europa sólo se verá superada por Irlanda, Eslovaquia y Malta, según las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI)

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.