El separatismo pone en marcha la 'Caja de solidaridad' para pagarle las multas a Artur Mas

 caixa-solidaritat

El Tribunal de Cuentas condenó a Artur Mas y a otros 10 altos cargos y funcionarios de la Generalitat a pagar 5,1 millones de euros. Un gasto derivado de la consulta ilegal de 9 de noviembre de 2014. El 25 de septiembre los afectados tendrán que acudir a la sede del tribunal para fijar la cantidad que se les exigirá como fianza.

La instructora de actuaciones marcará la liquidación provisional, determinando el importe total que deberá depositar cada uno de los condenados. Si no lo hacen el Tribunal de Cuentas procederá al embargo de los bienes.

La justicia entiende que esos gastos fueron desviados de dinero público para financiar la consulta ilegal de hace 3 años. Por ello, considera que ahora los organizadores deben hacer frente a esos costes de manera particular.

'Caixa de solidaritat'

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) y el resto de entidades soberanistas pusieron inmediatamente en marcha un mecanismo para recaudar fondos y pagar esa multa. A través de la llamada 'caja de resistencia' o 'caja de solidaridad', activaron dos cuentas bancarias con las que han conseguido reunir más de 800.000 euros. Una cantidad que, después de la celebración de la Diada, podría llegar ya a alcanzar más de un millón.

Para Jordi Sánchez, presidente de la ANC, están recibiendo "cantidades desorbitantes" para poder pagar la multa. Para continuar recaudando fondos, en la Diada del 11 de septiembre, la ANC colocó diferentes huchas por toda Barcelona.

Artur Mas: 'El Estado me dejará sin nada'

Para Artur Mas, y los exconsellers Joana Ortega, Irene Rigau y Francesc Homs esta multa supone un fuerte golpe a su patrimonio personal. De hecho, el expresidente de la Generalitat aseguró que podría "quedarse sin nada".

Según 'El Economista', Artur Mas contaba con un patrimonio de 600.000 euros en 2015. Mientras que Irene Rigau sumaba 182.000 euros y Francesc Homs con 17.000 euros en la cuenta corriente y el 50% de una vivienda.

Por tanto, el patrimonio de Mas y los exconsellers no sería suficiente para pagar la multa impuesta por el Tribunal de Cuentas. Por ello, incluso el vicepresidente Junqueras y muchas entidades nacionalistas han comenzado a hacer un llamamiento a la solidaridad de los catalanes para que desembolsen pequeños donativos y así poder recaudar los 5,1 millones de euros. Una técnica que ya impulsó Lola Flores hace unos años para saldar sus deudas con Hacienda.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.