El Ibex, CaixaBank y Banc Sabadell se desploman en la Bolsa tras las elecciones del 21D

 ibex35

La incertidumbre vuelve a instalarse en los mercados tras los resultados cosechados ayer por el independentismo en Cataluña, pese a la histórica mayoría absoluta de Inés Arrimadas (C's). Y, con la incertidumbre, vuelve también el rojo al Ibex 35, que este viernes soporta una caída superior al 1% (1,3% hacia las 09.30 horas) desde los primeros minutos de la sesión.

El principal índice de la Bolsa española se ha visto fuertemente penalizado desde el origen de la crisis política catalana, que lastró todo el buen recorrido que había hecho hasta mitad de año y lo convirtió en el selectivo europeo con peor comportamiento del ejercicio.

La aplicación del artículo 155 a finales de octubre había mitigado la volatilidad en las últimas semanas, de ahí que muchos confiasen en los comicios de ayer para rebajar la tensión de manera definitiva, sin embargo, a la espera de ver cómo evolucionen las negociaciones para formar un nuevo Govern, los inversores ya han lanzado su mensaje: no se fían.

El Ibex, que ayer subió casi un punto y superó los 10.300 enteros, hoy ya se ha desplomado y ve peligrar incluso los 10.100 puntos.

El sector financiero, más sensible a los vaivenes y la inestabilidad, es el más castigado, y precisamente dos de sus valores, Banco Sabadell (-3,6%) y CaixaBank (-3,3%) lideran las caídas en el parqué. Ambas entidades han sido duramente castigadas por los inversores desde el inicio de las tensiones, hasta el punto de que se vieron obligadas a trasladar sus respectivas sedes fuera de Cataluña para frenar las dudas. Como ellas, más de 3.000 empresas han abandonado la región desde principios de octubre para evitar los efectos económicos de la inseguridad política y jurídica.

El resto de bancos -al igual que prácticamente todos los valores del selectivo- también se mantienen en negativo: BBVA (-1,8), Santander (-1,73%), Bankia (-1,53%) y Bankinter (-1,73%).

La incertidumbre se deja sentir igualmente en la prima de riesgo española, que había bajado en las últimas jornadas hasta los 104 puntos en su comparativa con el bund alemán y se sitúa ahora en 110 enteros. La rentabilidad del bono español a 10 años se ha elevado en los primeros minutos de cotización hasta el 1,51%, frente al 0,41% de su homólogo germano,y habrá que estar pendiente de si el indicador puede revivir las tensiones de los días posteriores a la consulta del 1-O, cuando superó los 130 puntos.

En cuanto al euro, podría perder posiciones ligeramente frente a otras divisas y bajar del nivel de los 1,19 en su cambio con el dólar.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.