El Gobierno incluye a los refugiados como 'colectivo prioritario' para un puesto de trabajo

España | Economía

El Gobierno incluye a los refugiados como 'colectivo prioritario' para un puesto de trabajo

soraya-rajoy

El Consejo de Ministros ha aprobado un paquete de medidas para la promoción del empleo en España, entre las que destaca el Plan Anual de Política de Empleo (PAPE) para este año, que contará con un presupuesto total de 5.256 millones de euros. Una cifra que supone aumentar un 10% los fondos asignados el año pasado, lo que en dinero real se traduce en 477 millones de incremento.

El Plan fue aprobado el pasado mes de abril por la Conferencia Sectorial de Asuntos Laborales, organismo del que forman parte la Administración del Estado y representantes de las Comunidades Autónomas, y establece los objetivos a alcanzar este año en el conjunto de España en materia de políticas activas de empleo e intermediación laboral.

Responsables del Ministerio que dirige Fátima Báñez destacan que el nuevo PAPE supone la "continuación del modelo de políticas activas introducido por la Estrategia Española de Activación para el Empleo 2014-2016". Y, del total de los recursos asignados, se distribuirán entre las comunidades autónomas 1.800,8 millones de euros.

Esta cantidad representa también un crecimiento del 16,4% con respecto a los 1.547 millones que se repartieron entre las autonomías por la aplicación del Plan Anual de Políticas de Empleo del ejercicio precedente.

El grueso de esta cantidad, 1.671, 7 millones de euros, se repartirá entre las comunidades autónomas (ver cuadro) respondiendo a dos criterios básicos: un 70% en función del grado de cumplimiento de los objetivos fijados en el Plan Anual de Política de Empleo 2015 y un 30% en función de su importancia relativa durante el último ejercicio.

Los 129 millones de euros restantes, hasta complementar los 1.800,8 millones de fondos autonómicos, se destinarán a financiar el Programa de Acción Conjunta para la Mejora de la Atención a las Personas Paradas de Larga Duración.

plan-de-empleo2016

Desde el Ministerio de Empleo se resalta que "se ha hecho un esfuerzo importante en la gestión de los recursos públicos y en el importe destinado a las políticas activas de empleo, todo con el objetivo de que los desempleados vuelvan cuanto antes al mercado laboral".

Los objetivos prioritarios dentro de los programas de políticas activas son la mejora del empleo de los jóvenes y de otros colectivos, como mayores de 55 años o parados de larga duración. También mejorar el apoyo al emprendimiento, la Formación Profesional y la vinculación entre las políticas activas y pasivas de empleo.

Mientras, los sindicatos mayoritarios, UGT y Comisiones Obreras, denuncian que los interlocutores sociales "no hemos participado en ningún momento en la elaboración del Pape 2016, como tampoco lo hicimos en los Planes de 2014 y 2015", y consideran que el Plan Anual aprobado para este años es "nuevamente una mera recopilación de los programas y servicios a desarrollar por las Comunidades Autónomas y el Servicio Público de Empleo Estatal".

Ambas organizaciones sindicales reclaman un Plan de Empleo que responda a un correcto diagnóstico del mercado laboral español, tras una evaluación real de los programas y servicios ejecutados en anteriores planes, que permitan corregir y mejorar, para alcanzar la eficacia y eficiencia que requiere nuestro mercado laboral.

Los refugiados, nuevo "objetivo prioritario"

El nuevo Plan de Empleo reconoce, por primera vez, a los refugiados como "objetivo prioritario" de inserción laboral. Eso significa que el colectivo tendrá preferencia a la hora de recibir ayudas, subvenciones públicas o participar en cursos de formación profesional.

La estrategia prepferentista del Gobierno del Partido Popular, se añade ahora además a varias iniciativas privadas de protección laboral a refugiados, reducción tributaria o bonificación fiscal a las empresas que contraten inmigrantes. Todo eso, con una tasa superior al 20% de paro (más de 4 millones de personas) y un desempleo juvenil por encima del 45%, los peores números de toda la Unión Europea. Cuestión de prioridades.

 


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.