El Gobierno de Sánchez aprueba los Presupuestos con el apoyo de independentistas y proetarras

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Dos años después y medio después de acceder a La Moncloa, Pedro Sánchez ya tiene sus primeros Presupuestos Generales del Estado. O lo que es lo mismo, las cuentas públicas con las que puede marcar «un nuevo rumbo» tras haber gestionado durante dos años la herencia del PP. Son, además, las cuentas que le garantizan la legislatura, pues en caso de dificultad Sánchez podría seguir gobernando con los Presupuestos prorrogados en 2022 y llegar así a la cita con las urnas de 2023, si acaso con un ligero adelanto electoral. El presidente del Gobierno puede exhibir un respaldo casi histórico de 188 votos, con ERC y Bildu en «la dirección de Estado que va a mantener a la derecha fuera del Gobierno durante muchos años», según palabras del vicepresidente Pablo Iglesias.

Sacar adelante los Presupuestos era una quimera hace meses. ERC no estaba por la labor de pactar con el Gobierno de España que mantiene a su líder en la cárcel en vísperas de las elecciones catalanas. Ciudadanos, dispuesto a participar en el acuerdo, quería jugar un papel relevante que cerrara el paso a los independentistas y paliar la perniciosa influencia de Podemos. Los de Iglesias no querían que Sánchez se dejara de seducir por la tentación centrista que le ofrecía Inés Arrimadas. Los Presupuestos estaban en uno de esos laberintos de vetos cruzados tan habituales en la política española desde que el bipartidismo saltó por los aires.

Así que Iglesias se puso manos a la obra para recomponer la mayoría Frankenstein que convirtió a Sánchez en presidente tras la moción de censura a Rajoy y al año siguiente le permitió seguir en La Moncloa tras unos resultados a la baja en las elecciones generales de noviembre. El Gobierno ha conseguido que este jueves el Congreso de los Diputados apruebe las cuentas con una holgada mayoría, nunca vista desde 2007, ya que en los últimos 24 años sólo salieron adelante con más de 190 votos los cuatro años de mayoría absoluta de Aznar y los dos primeros ejercicios de Zapatero

Otegi anuncia que Bildu apoyará los Presupuestos del Gobierno de Pedro Sánchez

Mayoría Frankenstein

En esta ocasión, a los escaños del PSOE (120) y de Podemos (35) se suman los de ERC (13), el PNV (6), EH Bildu (5), PDECat (4), Más País (2), Compromís (1), Nueva Canarias (1), Partido Regionalista de Cantabria (1) y Teruel Existe (1). Un bloque heterogéneo (izquierda populista, independentistas de izquierdas y de derechas, nacionalismos regionales…) pero definido por el apoyo de dos fuerzas significativas (ERC y EH Bildu) que han pasado de la abstención en la investidura de enero al voto afirmativo once meses después gracias al trabajo que Sánchez dejó hacer a Iglesias. El líder de Podemos urdió pactos con los de Oriol Junqueras y Arnaldo Otegi que son carácter político y, por tanto, no están reflejados en las cuentas que hoy ha aprobado el Congreso.

«Comprenden mucho mejor el espíritu social de la Constitución que la bancada de la derecha», dijo Iglesias de ERC y Bildu durante su intervención en el pleno. De ahí la bienvenida que el vicepresidente dio a los independentistas catalanes y los administradores del legado político de ETA: «El bloque de la moción de censura está llamado a asumir la responsabilidad de la dirección de Estado».

Algunos de los peajes que Sánchez deberá pagar a sus socios han quedado sobre la mesa. «Los Presupuestos son el proceso para alcanzar la república vasca», dijo Otegi sin que nadie del Gobierno o del PSOE saliera a desmentirle. «Hay que acabar con el dumping fiscal de Madrid», proclamó Rufián tras firmar un acuerdo con el Gobierno que convierte a la Comunidad de Madrid en el enemigo compartido al evolucionar el «España nos roba» al «Madrid nos roba», ahora que es un Gobierno de izquierdas quien está al frente de España.

ERC y Bildu coinciden en ver una oportunidad para alcanzar sus aspiraciones históricas, ya que «un Gobierno de esta naturaleza no lo ha habido en el Estado español desde la Segunda República», según el líder bildutarra. «Hacer lo que hemos hecho no nos hace menos independentistas», recuerda Rufián.

Ingresos inflados

Desde la perspectiva estrictamente económica, los Presupuestos del próximo año nacen sin la confianza de las instituciones independientes. El Banco de España duda de que el Estado vaya a conseguir los ingresos previstos para las cuentas públicas de mayor gasto de la historia, la Autoridad Fiscal (Airef) cree que están inflados tanto en ingresos como en crecimiento y el Fondo Monetario Internacional (FMI) los ha calificado de «optimistas» porque estima que la economía de España sólo aumentará el 7,2%, casi dos puntos y medio menos que el pronóstico utilizado por el Gobierno para la elaboración de las cuentas del Reino de España.

Coronavirus. España sufre la peor crisis económica del mundo: solo nos supera Argentina


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.