Bet365 se va de Gibraltar por el Brexit

bet365

El gigante del juego online Bet365 ha decidido trasladar su negocio paulatinamente de Gibraltar a Malta citando como causa para esta decisión estratégica valorada en 70 millones de euros la incertidumbre creada por el Brexit y la necesidad de mantener a toda costa el acceso al Mercado Único europeo.

La decisión de Bet365 ha supuesto un auténtico terremoto económico en la colonia británica: las apuestas en Internet en Gibraltar mantienen 3.200 puestos de trabajo (de un total de 26.000) y genera directamente junto a los servicios financieros el 40% del PIB del Peñón. Existe división entre los expertos en esta actividad económica sobre el número de puestos de trabajos que Gibraltar perderá en favor de Malta pero en cualquier caso se situará entre los 600 y los 1.000 ya que Bet365 ha ofrecido a todos sus empleados la posibilidad de conservar sus posiciones y sus sueldos si se trasladan junto a la empresa.

La decisión de relocalizar sus operaciones en Malta es doblemente preocupante debido a la posición predominante que Bet365 tiene en el sector y el efecto llamada que puede provocar en otras centrales de apuestas online de menor tamaño que en su día siguieron las estela de esta multinacional a la hora de implantarse en la colonia británica.

4.000 empresas se van de Cataluña: la mayor desbandada de la historia de la economía

Bet365 explicó que desde hace años están llevando a cabo «una estrategia regulatoria dual entre Gibraltar y Malta» pero que han tenido que replantearse esta manera de operar debido a los retos e incertidumbres derivados del Brexit. Las autoridades gibraltareñas emitieron un lúgubre comunicado en el que «tomaban nota» de la decisión del gigante de las apuestas y en la que recordaban que el Peñón sigue siendo «la única jurisdicción que garantiza el acceso al mercado de juego online del Reino Unido». Sin embargo es el acceso al Mercado Único europeo lo que seduce a los operadores de este sector, un acceso que Malta garantiza. Poco puede sorprender que la inquietud en Gibraltar se traduzca en optimismo en Malta: el primer ministro Joseph Muscat saludó la noticia y vaticinó que la presencia en la isla de Bet365 «se doblará».

Bet365 empezó en un edificio temporal instalado en el parking de una de las casas de apuestas físicas que regentaba Denise Coates, la propietaria de la firma que sigue siendo de capital familiar. Acualmente Coates es la mujer mejor pagada de todo el mundo. En 2001 lanzó la versión online de su negocio que 18 años después mueve 59.000 millones de euros en apuestas anualmente. Según la revista Forbes, Bet365 tiene un valor neto de 4.800 millones de dólares. La empresa decidió mudarse a Gibraltar en 2015 por sus ventajas fiscales y regulatorias. Ahora su decisión de trasladarse a Malta podría provocar el inicio de un éxodo empresarial de peligrosas consecuencias para la economía de Gibraltar.

Las poco ortodoxas prácticas fiscales del enclave –incluido en todas las listas internacionales de paraísos fiscales– han convertido al Peñón en un nodo mundial del juego online, un sector que ha provocado una revolución económica que ha catapultado a Gibraltar al tercer puesto del ranking mundial de PIB per cápita tras Luxemburgo y Qatar. Un estatus que ahora está en peligro.

Leer informe completo en La Razón


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.