Agbar vuelve a Barcelona después de trasladar su sede a Madrid por culpa del 'procés'

agbar

El consejo de administración de la Sociedad General de Aguas de Barcelona (SGAB), matriz del grupo Agbar, ha acordado volver a ubicar su sede social en Barcelona por la actual estabilidad económica, según un comunicado difundido por la compañía.

La empresa decidió trasladar de forma temporal su sede social a Madrid el 7 de octubre del 2017, debido al contexto político en Cataluña, para "preservar la seguridad jurídica de los inversionistas y la protección de los intereses de sus trabajadores/as, clientes y proveedores".

"La estabilidad económica ha propiciado que el consejo de administración de Agbar se haya decidido a adoptar esta medida", detalla el comunicado.

La compañía ha asegurado que el cambio del domicilio social no ha tenido afectación en el servicio prestado a los clientes ni ha afectado a las inversiones planificadas, que se han ejecutado en los plazos previstos.

Agbar ha precisado que es accionista de diversas operadoras del ciclo integral del agua en Cataluña, que durante este periodo han mantenido su sede social en la región.

El traslado de empresas fuera de Cataluña fue continuo a raíz de la tensión política desatada tras la consulta fallida del 1 de octubre. Actualmente, a punto de cumplirse un año de enfrentamiento político, la cifra de abandonos supera las 4.000 compañías, que eligieron otros destinos del país, aunque la mayoría optó por Madrid.

Firmas tradicionalmente vinculadas al panorama económico catalán, como CaixaBank, Banco Sabadell o Codorníu, acordaron marcharse de la región ante el temor de que la inseguridad jurídica pudiera afectar a su actividad.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.