Desabastecimiento: el pollo se agotará en España en pocos meses

Los lineales de los supermercados en España pueden quedarse sin carne de pollo a partir de octubre. La situación de los granjeros es "crítica", según advierte UPA (Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos), que cifra las pérdidas del sector en lo que llevamos este año en 32 millones de euros y que podría llegar a final de 2022 con una deuda de hasta 75 millones. El problema, además, es que, con la inflación, los consumidores están pagando un 35% más por este producto que hace unos meses, pero esa diferencia de precios no repercute "prácticamente en nada" en los productores, "que son los que cuidan y alimentan los pollos", denuncia Lorenzo Ramos, secretario general de esta organización agraria. "Su rentabilidad se ha desplomado y ahora mismo es inviable la supervivencia de las granjas", explica el dirigente agrario.

Además de la desorbitada subida, en general, de los costes de producción, el problema se agrava con la ola de calor que ha sufrido nuestro país la semana pasada, que dispara aún más la necesidad de refrigerar las granjas para mantener las condiciones idóneas de la reglamentación que rige el bienestar de los animales. Según explica UPA, los granjeros han tomado la decisión de comenzar a solicitar créditos para hacer frente a los elevados gastos que está provocando esta crisis de precios.

Pérdidas millonarias

En concreto, UPA calcula que por cada pollo los granjeros están perdiendo entre 0,13 y 0,15 euros. De no corregirse la situación, las pérdidas podrían rozar los 75 millones a final de año. "La ayuda que ha aprobado el Ministerio de Agricultura es de 10 millones de euros, por lo que esta cantidad es apenas un parche para una crisis que es de enorme dimensión", subraya Ramos.

UPA se reunió la semana pasada con los dirigentes de la patronal avícola y les exigió el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria, aprobada en esta legislatura de forma oficial en el Congreso, pero que sin embargo está resultando de muy difícil aplicación en muchos casos para el sector agrario: el cubrir los costes de producción de los granjeros. "Un granjero no puede cobrar por un pollo menos de 0,55 o 0,60 euros", denuncia esta organización agraria.

Lorenzo Ramos ha lanzado también un mensaje a ENESA y a Agroseguro, las grandes operadoras de seguros agrarios, para que actualicen el abono de las cantidades aseguradas en la avicultura. "El seguro es extremadamente caro y los granjeros tienen serias dificultades para contratarla. No tiene sentido que una línea de seguros sea imposible de contratar", argumenta.

Precios

Según los datos del Ministerio de Agricultura correspondiente al 2020, los últimos oficiales publicados, el año pasado estuvo marcado "por una fuerte inestabilidad de los precios". Al principio de la campaña se incrementaron significativamente por un desajuste temporal entre la oferta y la demanda, mientras que a partir del estado de alarma originado por el coronavirus los precios cayeron a niveles muy por debajo de los de los últimos años.

La baja demanda sobre todo de producto fuera del hogar provocó la necesidad de congelar grandes cantidades. Esto, unido a una escasa recuperación de la demanda provocó un final de año con precios en niveles inferiores al promedio de los últimos años. En concreto el precio de la última semana de 2020 se situó en 1,30€/100 kg.

El sector en España

El último año refleja un incremento en la producción de carne de aves, pero sin embargo disminuyen el número de animales sacrificados en España. Además en el caso concreto de la carne de pollo, también se observa una ligera disminución en las toneladas producidas, por primera vez en los últimos años. En concreto, se sacrificaron un total de 800.616.000 aves (descenso del -2,03% respecto 2019), mientras que las toneladas totales fueron 1.717.880 (lo que supone un ascenso del 0,74% respecto a 2019). Con estos datos provisionales, España se mantiene como el segundo productor de carne de ave en la UE, por detrás de Polonia (superando a Francia y Alemania). En el conjunto de la UE, este año 2020 se habría producido un descenso de la producción de carne de ave, al no incluirse ya Reino Unido.

Según los datos oficiales del Ministerio de Agricultura, la mayor parte de la producción de carne de pollo se concentra en cuatro comunidades autónomas: Cataluña, con 28,7% del total nacional; la Comunidad Valenciana, con un 16,9%; Andalucía, con un 15,8%, y Galicia, con un 13,1%. La producción de pavo, segunda en importancia económica de nuestro país, se estima en torno a 116.000 TM.

Con un 11,8% de la producción total de carne de pollo, España es el segundo productor europeo de carne de pollo por detrás del Reino Unido. La evolución productiva tiende a la estabilización en torno al millón de toneladas, con un ligero déficit de abastecimiento que cubre, fundamentalmente, con importaciones procedentes de los países del entorno comunitario.

A nivel mundial, el principal productor es EEUU, aunque el mercado mundial está dominado por Brasil, que destina mayor cantidad de producto a la exportación, mientras que la UE ocupa el cuarto lugar de la producción mundial con un 12,4% del total.

Mientras, el número de explotaciones de aves en España se ha ido incrementando de manera significativa en los últimos años. En enero de 2021 ascendían a un total de 20.754 explotaciones (un +5,71%). Este aumento se debe al aumento de explotaciones de otras especies distintas del pollo, que mantienen una tendencia ascendente continua. En cambio este año las explotaciones de pollos han caído ligeramente (un - 0,66%), aunque principalmente por una caída de las explotaciones de cría.

El Gobierno estudiará que nos comamos los huesos de pollo por el cambio climático

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.