EXCLUSIVA. El Gobierno se prepara para vovler a confinarnos a todos antes de Navidad

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Se viene. Castilla y León primero, y Cataluña después, no han podido decirlo más claro: si en las próximas dos semanas no bajan los contagios, habrá que volver al confinamiento domiciliario. Un escenario que este viernes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha querido descartar, al menos públicamente: «No va a ser necesario llegar ahí», dijo. Pero de puertas adentro, según la agencia Colpisa y publica el diario ABC, los servicios jurídicos de Moncloa ya están trabajando en un posible nuevo texto para otro estado de alarma que permita a las comunidades, llegado el caso, activar el confinamiento domiciliario, ya que en el texto vigente no se contempla.

La clave estará en la evolución de la pandemia durante las próximas dos semanas. Según técnicos que trabajan en ese borrador citados por la agencia, el Gobierno no tiene previsto volver a asumir el mando único, por lo que serían las comunidades las «autoridades delegadas» y, por tanto, quienes decidirían sobre su territorio. También sería posible mantener los colegios abiertos, o tener cierto margen para definir cuáles son las actividades imprescindibles que quedarían fuera del confinamiento generalizado en cada región.

Es justo esta idea con la que parecen trabajar ya los técnicos de Castilla y León, que proponen que el confinamiento domiciliario «no sea tan estricto» como en marzo y abril y sí «más similar» al ya aplicado en otros países del entorno como Francia y Alemania, de modo que continúen las actividades esenciales para el mantenimiento del país.

El grupo de expertos ya lo ha propuesto como una de las medidas a adoptar «si en las próximas semanas» no hay mejoría en los datos de contagios y la presión en los hospitales continúa aumentando. Un propuesta que «se está analizando». No sería inmediato, pues se deben valorar las «tendencias» y la repercusión a al menos una semana vista de las medidas ya adoptadas como el toque de queda. 

También Cataluña quiere observar los próximos 14 días antes de tomar una decisión. «Si vemos que en los próximos días las medidas no son suficientes, tendremos que pedir al Gobierno español que se plantee esta posibilidad», dijo este viernes el secretario general del Departamento de Salud, Marc Ramentol. En su opinión, el confinamiento domiciliario no tiene por qué ser igual que en marzo pasado y «si llegara el caso», se podría pedir pero con las escuelas abiertas.

El Gobierno de Pedro Sánchez declara el Estado de alarma hasta el mes de mayo


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.