España | Comunidad Valenciana

Valencia, una ciudad de película, ahora sobre dos ruedas

ciutat de les arts valencia

Estamos acostumbrados a que Barcelona y Madrid acaparen la mayor parte de los rodajes urbanos llevados a cabo en nuestro país. En este sentido, nos sorprendemos al descubrir un plano aéreo de la ciudad de Valencia en la reciente producción española Cien años de perdón (Daniel Calparsoro, 2016), o al toparnos a George Clooney en la Ciudad de las Artes y de las Ciencias durante algunos planos de Tomorrowland (Brad Bird, 2015). Así, constatamos que la capital levantina disfruta de una notable presencia en el séptimo arte de hoy en día. A continuación, proponemos un recorrido por la urbe a partir de las cintas allí filmadas.

La fachada del edificio de Correos, en la plaza del Ayuntamiento valenciano, adquiere protagonismo en la comedia española Mi panadería en Brooklyn (Gustavo Ron, 2016). El metraje narra los esfuerzos de dos primas para mantener su negocio familiar: una panadería. Asimismo, un kilómetro al norte del consistorio municipal damos con el popular barrio de El Carmen. Allí, Javier Fesser ubicó la mítica comunidad de vecinos ideada por el historietista Francisco Ibáñez: Rue del Percebe 13. No obstante, sus habitantes no son los protagonistas del largometraje de Fesser, sino los todavía más famosos agentes de la T.I.A. Es probable que el lector recuerde la película: La gran aventura de Mortadelo y Filemón (2003), en la que los investigadores deben recuperar un invento del profesor Bacterio.

Antes de proseguir, recomendaremos al visitante de la ciudad del Turia hacerse con un vehículo propio, a fin de recorrer la capital de manera rápida y cómoda. En este sentido, una buena solución es el alquiler de motos en Valencia con Cooltra, una compañía que cuenta con locales en la capital y que, además, dispone de un sistema de reservas online en su web.

Una vez arrendada nuestra scooter, retomamos el recorrido valenciano. Ahora, desde El Carmen conducimos hacia el oeste, paralelos al paseo de la Petxina, hasta alcanzar la Antigua Cárcel Modelo. Esta fue escenario de la premiada Todos a la cárcel (Luis García Berlanga, 1993), que cuenta los oscuros negocios de políticos y figuras de la cultura durante la celebración del Día Internacional del Preso de Conciencia.

Otro film ya clásico de nuestro cine, Tranvía a la Malvarrosa (José Luis García Sánchez, 1997), recrea la Valencia de mitad de siglo para denunciar la reaccionaria educación religiosa de entonces. En el rodaje participaron encumbrados artistas como Fernando Fernán Gómez, Ariadna Gil o Antonio Resines. Eso sí, si el lector desea acercarse a la Malvarrosa no hace falta que tome ningún tranvía; basta con que arranque su moto Cooltra y recorra unos 8 kilómetros hacia el este de la ciudad.

Por último, recordaremos un par de largometrajes bastante más antiguos, pero grabados, igualmente, en el municipio levantino. El primero de ellos, Don Quijote de la Mancha (Rafael Gil, 1947), se inspira en las conocidas novelas de Miguel de Cervantes. Con el segundo, El niño que robó un millón (Charles Crichton, 1960), regresaremos a la plaza del Ayuntamiento, pero también visitaremos la Lonja de la ciudad y la zona de Marxalenes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.