Valencia cambia de nombre

ribo-valencia

El Ayuntamiento de Valencia dará este 28 de julio un paso más en los trámites para cambiar la denominación oficial de la ciudad y que sea únicamente en valenciano, es decir, València, ignorando el bilingüismo que recoge la Constitución y el Estatuto de la Comunitat. Una petición que se inició en el pleno del pasado marzo -por el que se retomaba un acuerdo de 1996- y que contó con el visto bueno de todos los grupos políticos.

Tras el periodo de alegaciones, el hemiciclo del cap i casal votará en el pleno -en concreto en el punto 28- la resolución propuesta por la comisión de Desarrollo Humano, Educación, Juventud, Deportes y Cultura sobre los cinco escritos presentados, que pasa por rechazarlos y, por tanto, continuar adelante con los trámites administrativos.

Es decir, que la propuesta para el cambio de nomenclatura excluyendo el castellano pasaría ahora a la Conselleria de Justicia y Administración Pública que, a su vez, encargará un informe al órgano competente en materia de política lingüística, es decir, la Acadèmia Valenciana de la Llengua. Posteriormente, si el dictamen es favorable, se llevaría al pleno del Consell para su aprobación.

De momento, el informe elaborado por el gabinete municipal de Normalización Lingüística propone desestimar las alegaciones de la Real Acadèmia de Cultura Valenciana (RACV), Lo Rat Penat, la Associació d'Escritors en Llengua Valenciana y dos particulares y ratificar el acuerdo plenario del 31 de marzo. Sin embargo, la unanimidad de aquel día no será hoy tal pues tanto el PP como Ciudadanos han mostrado sus discrepancias con el proceso.

Precisamanete un estudio de la Real Acadèmia de Cultura Valenciana ya rechazaba la propuesta municipal con acento abierto sobre la 'e' ya que el topónimo en valenciano se pronuncia con la vocal cerrada y argumentaba una serie de razones históricas.

El informe de la RACV, además, apelaba al decreto 58/1992 del Consell en el que se señala que «La nueva denominación del municipio se adecuará a su tradición histórica y lingüística».

Sin embargo, el Ayuntamiento rechaza este planteamiento al recordar, entre otros aspectos, que el diccionario y la gramática normativos contemplan el nombre de 'València'.

Con la decisión de excluir el castellano de la nomenclatura para cumplir con el Reglamento municipal sobre el uso y la normalización del valenciano, el Consistorio sigue la línea de municipios como A Coruña, Lleida o Girona en vez de optar por la cooficialidad que mantienen las capitales vascas. Bilbao, por ejemplo, es el único nombre oficial en las dos lenguas -también en la vecina Pamplona- y San Sebastián y Vitoria emplean el nombre compuesto en castellano y en euskera.

Lo publica en portada el diario valenciano Las Provincias.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.