Valencia amplia su cementerio municipal para enterrar judíos y musulmanes

valencia-cementerio

El Ayuntamiento de Valencia ha acordado permitir los enterramientos de la comunidad islámica en el Cementerio General de la ciudad. Asimismo, también se autorizan los soterramientos hebreos. Ambas circunstancias se encuadran en la nueva Ley aprobada en octubre de 2015 sobre libertad religiosa y de culto y son fruto de los convenios del consistorio con ambas comunidades.

El objeto del acuerdo con la comunidad musulmana contempla reservarle un espacio para los soterramientos de esa religión y para sus prácticas funerarias específicas. Quedan dentro del ámbito del convenio los trabajos de inhumación y exhumación, la vigilancia y admisión, y los servicios complementarios del Cementerio General en relación con las prácticas funerarias islámicas.

Así, el Ayuntamiento de Valencia respetará la habilitación de un espacio reservado exclusivamente para enterramientos islámicos dentro de la Sección 14 del Cementerio General de Valencia, con una superficie aproximada de 700 metros cuadrados y unas 125 unidades de soterramiento. Esta zona está dotada de un local para lavatorio y práctica de los ritos propios del islamismo. Además, el acuerdo también incluye mejoras en la señalización del cementerio islámico, además de trabajos de pintura o de fontanería.

Acuerdo con la comunidad judía

En lo concerniente al convenio del ayuntamiento con la comunidad israelí, el objeto es de dotar de unidades de soterramiento a la dicha comunidad en Valencia para las prácticas funerarias específicas de los soterramientos judíos. Como en el caso anterior, quedan dentro del convenio los trabajos de inhumación, exhumación, mantenimiento asociado a ambos servicios, vigilancia y admisión y servicios complementarios del cementerio general en relación a las citadas practicas funerarias.

En este caso, el Ayuntamiento de Valencia ha habilitado una zona reservada para enterramientos judíos dentro de la Sección 21 del Cementerio General de Valencia, con una superficie aproximada de 671 metros cuadrados y unas 100 unidades de soterramiento de sepulturas.

El convenio también incluye la señalización del cementerio judío, la incorporación de una placa donde figure una reseña del hito histórico de la concesión de una parcela al nuevo cementerio judío, el acceso protegido tipo rejado de hierro forjado, y la adquisición de mortajas o sudarios confeccionados de algodón blanco (símbolo de pureza, de conformidad con la práctica instituida por el rabino Gamaliel).

Por otra parte, el consistorio también ha decidido renovar el convenio económico con la comunidad católica de Valencia para atender a las aspiraciones legítimas de la ciudadanía que profesa esta religión a cambio de prestar asistencia religiosa en la capilla del Cementerio General.

La concejala de Cementerios, Pilar Soriano, ha afirmado que "el Gobierno de la Nau acaba con el menosprecio que los anteriores equipos de gobierno han demostrado sistemáticamente con las minorías en nuestra ciudad, también las religiosas. Iniciamos por fin una línea de políticas encaminadas a la gestión de la diversidad religiosa. Apostamos de manera decidida por mejorar la convivencia y la cohesión social de la ciudad". 

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.