Un niño apuñala al ladrón marroquí que entró a robar a su casa de Paiporta

ladron-cuchillo

Un asalto la medianoche del 4 de enero en un domicilio del centro de la localidad valenciana de Paiporta acabó con uno de los delincuentes hospitalizado por una herida de arma blanca después de que una de las víctimas, menor de edad, cogiera el cuchillo que portaba éste y lo utilizara para defender a su padre, quien estaba siendo agredido en ese momento por el encapuchado.

Los delincuentes huyeron sin botín alguno y con el rabo entre las piernas y fueron detenidos por la Guardia Civil apenas una hora después en el Hospital La Fe de Valencia, donde habían acudido para que los médicos trataran la herida sangrante que presentaba uno de ellos en la espalda.

El adolescente, de trece años, se convirtió sin pretenderlo en el héroe que salvó a su padre y evitó con su acción que los asaltantes lograran su propósito. Después de una agitada noche padre e hijo regresaron ayer por la mañana a su domicilio, situado en una céntrica plaza de Paiporta. Las víctimas prefirieron no hacer declaraciones y pidieron que se mantuviera su anonimato al tratarse de un menor de edad.

Los hechos ocurrieron minutos antes de las doce de la noche del miércoles cuando uno de los presuntos delincuentes, que llevaba un pasamontañas para ocultar su rostro e iba armado con un cuchillo, entró en una vivienda de Paiporta en la que se encontraban un niño de trece años y su padre, de 44. La Policía Judicial de la Guardia Civil de Alfafar investiga cuál era el objetivo de los asaltantes, quienes se encuentran detenidos y a la espera de ser puestos a disposición judicial.

Al parecer, éstos no contaban con la presencia del menor en la casa y esperaban que estuviera solo su padre. Así, mientras uno de ellos permanecía fuera con el vehículo listo esperando a su cómplice, el otro cogió al niño del cuello e intimidó a su progenitor con estrangularlo si ofrecía resistencia. De forma instintiva el hombre se abalanzó sobre el atracador y ambos cayeron por las escaleras, según explicaron fuentes vecinales. En el forcejeo el delincuente perdió el cuchillo así como el pasamontañas, por lo que su víctima pudo reconocerlo.

Cuando se revolvió y siguió agrediendo al hombre, el menor cogió el arma blanca y le asestó al agresor de su padre una cuchillada por la espalda a la altura de los riñones. Al verse herido, el asaltante optó por huir y se subió al coche donde lo esperaba el otro presunto delincuente. Vecinos del lugar aseguraron que esa misma tarde les había llamado la atención la presencia de un hombre gordo y con ropa de camuflaje, cuya descripción coincide con la del detenido, merodeando por la plaza.

Trasladado al centro de salud

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Paiporta acudieron al lugar de los hechos y dieron una batida por la zona para tratar de localizar a los atracadores. Asimismo, se trasladó al padre a un centro de salud para ser atendido de las lesiones sufridas durante el forcejeo por las escaleras.

De igual modo, tras escuchar el relato de las víctimas y observar restos de sangre en el rellano se alertó a los hospitales de Valencia por si el herido acudía a Urgencias. Y así fue. Apenas una hora después la Guardia Civil detenía a los dos presuntos delincuentes en el Hospital La Fe.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.