Se multiplican las ofertas para hacer de puta en Alicante

prostitucion

«Contactos en el centro de Alicante. 15 mujeres, 24 horas, todos los días. Todos los servicios». A continuación, una referencia y un número de móvil. «Llámanos». El anuncio, colgado en internet, viene con una galería de fotos. Varias chicas posan juntas en diversas habitaciones de un piso. Son pequeñas, con mobiliario muy simple. No figura ninguna dirección.

Esta es una de las viviendas que está en el punto de mira de la Policía Local de Alicante. La Concejalía de Urbanismo ha detectado «un incremento» de pisos de particulares donde se está ejerciendo la prostitución, «la mayor parte localizados en la zona del centro». De hecho, hace un par de meses la brigada de aperturas se vio obligada a intervenir en un local en frente del Teatro Principal «ante las reiteradas denuncias de los vecinos».

Actualmente el consistorio revisa otras diez direcciones, algunas de las cuales ha pedido licencia de bar con ambientación musical. Muchos de estos pisos se distinguen con un punto rojo en el telefonillo del edificio, aunque otros son más discretos. Todos, según las fuentes consultadas, «captan a sus clientes en el tardeo», con folletos que evitan las direcciones concretas o llevando directamente a los interesados al piso a cambio de una copa.

Esta realidad es especialmente palpable en internet. Una búsqueda por las páginas de contactos ofrece direcciones web, números de teléfono y, quizá lo más curioso, ofertas de trabajo para chicas «que quieran ganar un dinero rápido».

Algunos ejemplos. Un anuncio ofrece un «piso de lujo en Alicante». «Plazas disponibles [para] chicas entre 18 y 40 años, delgadas y simpáticas. Piso discreto en el centro de Alicante, horarios a convenir. Buscamos chicas con ganas de ganar dinero, ambiente familiar, alojamiento, material de trabajo, anuncios y fotos a cargo de la casa. Tú sólo pones las ganas de trabajar».

Otro hace referencia a una vivienda en la Plaza Nueva, «la mejor plaza de Alicante». «Urgen chicas con buena presencia. (...) Mucho trabajo, casa hace 12 años abierta, clientes fijos y nuevos. Se ponen anuncios, auto renueva [se refiere a los anuncios que se cuelgan en la web], periódico... etc».

El problema que tienen este tipo de establecimientos es que viven en un limbo legal. Las sentencias condenatorias con por cuestiones de derechos laborales, explotación o molestias a los vecinos, no por el ejercicio de la prostitución en sí. La actividad es, por ejemplo, motivo de resolución de un contrato de alquiler, pero por considerar que puede ser problemática dentro de una comunidad. Por lo tanto, las intervenciones se ciñen a denuncias concretas de los vecinos o a inspecciones puntuales para comprobar que las trabajadoras tienen los papeles y la residencia en regla.

Las fuentes consultadas recuerdan que en la mayor parte de estos casos «hay mafias y redes de explotación detrás». Pero para investigarlo es necesario información, y aquí es donde intervienen los vecinos. La asociación del Casco Histórico, por ejemplo, trasladó recientemente a Urbanismo sus sospechas de que un edificio de la calle Argensola se dedica a este negocio.

Hasta hace unos meses Alicante disponía de una ordenanza que imponía multas tanto a prostitutas como sus a clientes, pero sólo por ejercer o solicitar servicios en la vía pública. El anterior equipo de Gobierno la puso en marcha en 2010 como remate a una revitalización de la Plaza Gabriel Miró y la calle San Francisco, donde más tarde se instalaron las setas y los juegos infantiles. La normativa acabó por hacer desaparecer la prostitución en las calles del centro, pero no afectó al ejercicio en los pisos.

El portavoz de la asociación de locales del tardeo (Alroa), Lalo Díez, dice que este problema «no es nuevo», pero que «las administraciones por desgracia poco pueden hacer». «El problema es la Ley. Si no se toca, si sigue siendo legal promocionar la prostitución, el debate va a tener un recorrido corto».

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.