Última actualizaciónLun, 03 Ago 2020 7pm

España | Comunidad Valenciana

El nuevo reto viral: cagarse en las piscinas públicas

piscina caca

Algunas piscinas municipales de la Comunidad Valencia han tenido que cerrar por culpa de una nueva moda: defecar dentro del agua. Ayuntamientos de localidades como Tavernes Blanques, Catarroja o Segorbe informaron del cierre de las instalaciones por estos “episodios vandálicos”, según se calificaron desde el Facebook del primer municipio, y señalaron que se implantará un “sistema de detección instantáneas de excrementos en el agua”.

Medios como El Periódico Mediterráneo detallan que se trata de una moda instaurada entre jóvenes de entre 12 y 16 años. No se han hallado ni vídeos ni imágenes en las redes sociales, así que no se sabe del todo si se trata de un nuevo reto viral. Lo que sí concretan la mayoría de ayuntamientos y medios es que las defecaciones son voluntarias, por lo tanto, se convierte en un comportamiento completamente incívico.

El último municipio en sufrir está desagradable situación ha sido Segorbe, hoy jueves. Trabajadores de Segóbriga Park, donde se hallaron los restos fecales, contaron a El Periódico Mediterráneo que, en 19 años que llevan ejerciendo en el recinto, “no había pasado nada similar”.

Cierran la piscina de Ribarroja de Ebro porque la gente no para de cagarse dentro

Cuatro Al Día también recogió las declaraciones de otro socorrista, que puntualizó que tuvieron que retirar “más de dos heces en menos de dos horas”. Por su parte, en Catarroja y Massanasa los bañistas acabaron por no tocar el agua.

A parte de la insalubridad que representa, el desafío también puede generar problemas de salud. Una piscina es agua estancada y, en ella, se generan un gran foco de bacterias. Por ese motivo, para mantener el agua limpia se le echa cloro.

El problema es que los heces promueven que se produzcan más bacterias, cosa que puede ser muy nocivo para la salud. Asimismo, para solventarlo, la única solución es arrojar más químicos y aumentar el nivel de cloro, efecto que tampoco es bueno para el cuerpo.

Todos los ayuntamientos han hecho un llamamiento al civismo de los bañistas.

Cierran una piscina de Valencia porque la gente no para de cagarse dentro


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.