¡Récord! Dos diputadas de Podemos Alicante, acusadas de corrupción tras estar sólo 6 meses en el cargo

nerea-podemos

Las dos dirigentes de Podemos en la provincia de Alicante a las que su propia formación les ha atribuido la comisión de irregularidades se han aferrado a sus respectivas actas y continúan cobrando sueldos públicos. Son los casos de la concejal de Vivienda y Acción Social en el Ayuntamiento de Alicante, Nerea Belmonte, y de la diputada autonómica Covadonga Peremarch.

Este miércoles, la Asamblea de Guanyar Alacant (la confluencia que concurrió a las elecciones municipales integrando a miembros de Podemos e Izquierda Unida) aprobó por mayoría reclamar el acta de la concejal al considerar que Belmonte «infringió cuatro de los puntos del código ético de la coalición».

images/banners/la-flamenca-de-borgona-toalla.jpg

La edil ha adjudicado contratos por importe de 17.000 euros a una empresa creada por dos compañeros que formaron parte de su candidatura para liderar la agrupación local de Podemos.

Su formacion cree probado que participó «directa o indirectamente» en un proceso de contratación del Ayuntamiento y contrató con una empresa constituida con posterioridad a su toma de posesión como edil «corriendo el riesgo de generar dependencias o clientelismos».

El partido le acusa de no haber renunciado a un regalo en forma de un pase para asistir a la Madrid Fashion Week «que le hizo una amistad común con los socios» de la empresa a la que contrató, así como de tolerar la adjudicación continuada con una empresa de amigos y por no «perseguir con firmeza» cualquier signo de «fraude o corrupción».

Pese a la petición de su partido, la concejal –que se negó a votar en la reunión en la que se aprobó pedir su renuncia– mantiene el acta y ha remitido al próximo martes para dar cuenta de su futuro político.

Una situación similar a la que sucedió con la diputada autonómica Covadonga Peremarch, a quien Podemos expulsó el pasado mes de enero tras ser sancionada por la Comisión de Garantías Democráticas de la formación por inscribir a menores en el censo para primarias al Consejo Ciudadano de Alicante y desacreditar a otros candidatos a la dirección a través de cuentas falsas en redes sociales. Peremarch, que hasta las elecciones autonómicas era estudiante, mantiene el acta de diputada en las Cortes Valencianas, con sueldo público y derecho a asesor.

>>>>>  ¿Ya son de la casta? La diputada expulsada de Podemos Alicante, se niega a entregar el acta

images/banners/juntos-por-espana.jpg

 

Autor: ABC