Detenidos dirigentes del PP y del PSOE valenciano por cobrar sobornos

¡Síguenos en Telegram!

La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil ha detenido esta mañana al subdelegado del Gobierno en Valencia, Rafael Rubio (PSOE), y al ex vicealcalde en la etapa de Rita Barberá, Alfonso Grau (PP), además de a su hija y al empresario de la construcción Jaume Febrer junto a otras diez personas. Los arrestos se han producido en Valencia, Alicante, Madrid, Baleares y Tomelloso. Todos están investigados por participar en una red de presunto cobro de comisiones a cambio de adjudicaciones urbanísticas en suelo público y de adquisición de solares a precios ventajosos. La delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Gloria Calero, ha anunciado el cese inmediato Rubio tras la detención.

Según las investigaciones de la UCO, Grau pudo haber cobrado mordidas de un millón de euros y Rubio, que fue portavoz socialista en el Ayuntamiento de Valencia, 500.000 más, en metálico o en especie, por facilitar el derecho de contratación en parcelas de propiedad municipal a empresas constructoras, entre ellas la que pertenecía a Jaume Febrer, Construcciones Valencia Comstitución (CVC), disuelta judicialmente en 2013 pero que es considerada por la UCO como el eje central de la trama.

Febrer creó un entramado de empresas que participaban en adjudicaciones en las que previamente conocía los pliegos y ajustaba los precios para resultar elegido. Una de ellas se dio junto al Puerto de Valencia, en el barrio de Nazaret, en solares los que invirtió 300 millones de euros tras garantizarse que la licitación le sería ventajosa. Debido a la crisis del ladrillo, la empresa no pudo levantar la urbanización prevista. 

Esta presunta trama sale a la luz en la segunda fase de la 'operación Azud', que se destapó en 2019 tras una investigación de la Agencia Tributaria a bufete de José María Corbín y que derivó en una causa que investiga el juzgado número 13 de Valencia y en la que también están imputadas su mujer, hermana de Rita Barberá, y sus tres hijas por delitos de cohecho, falsedad documental, blanqueo de capitales, contra la Hacienda Pública y tráfico de influencias. La causa permanece bajo secreto de sumario.

Según los indicios, el despacho de Corbín habría actuado de intermediario entre 2005 y 2015 tanto en las adjudicaciones como en el cobro de las comisiones, que eran en especie o en inmuebles vendidos a precios muy ventajosos.

Rafael Rubio, un histórico del partido en la ciudad de Valencia, fue candidato a la alcaldía por el PSPV-PSOE en 2003 y consiguió 12 concejales en un mandato donde el PP de la fallecida Rita Barberá conservaba la mayoría absoluta. El detenido fue portavoz los siguientes cuatro años y aunque continuó en la lista electoral socialista de 2007 Carmen Alborch fue quien encabezó la candidatura. Poco después se encargó de la portavocía del grupo socialista en la Diputación de Valencia bajo la presidencia del popular Alfonso Rus.

Las fuentes consultadas explican que para que el primero pudiera manejar a su antojo en el Consistorio, se necesitaba de la autoimpuesta venda en los ojos del segundo. Así, lo que ha quedado demostrado con esta investigación de la UCO es que no había inocentes en los dos principales partidos del Ayuntamiento de Valencia. Lo que había era corruptos que cobraban más o menos dependiendo del mando en plaza que tuvieran.

Los socialistas andaluces se gastaron 14.737 euros públicos en putas ¡en 6 horas!

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.