No va a la Mesa Electoral porque dice que es 'antisistema'

urnas

El Juzgado de lo Penal número 2 de Elche (Alicante) ha condenado a un hombre que se negó a ser vocal en las elecciones generales del 20D alegando objeción de conciencia por estar en "desacuerdo" con el actual sistema político y electoral, frente al que proponía la "autogestión y el asamblearismo".

El fiscal proponía una multa de 2.400 euros aunque la sala ha rebajado la sanción solicitada hasta los 360 euros al considerar que existe la atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas dado el tiempo transcurrido para la instrucción.

Así lo recoge una sentencia de fecha 2 de junio, facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, que declara probado que el acusado fue designado primer vocal de una mesa electoral en Elche.

La Junta Electoral de Zona no aceptó la excusa presentada por el joven para ausentarse, una decisión que le fue comunicada y se le reiteró la obligación de acudir a la constitución de la mesa electoral, lo que no hizo finalmente el 20D "sin causa que lo impidiera".

El juzgado no acoge la objeción de conciencia alegada por el acusado para excluir su responsabilidad penal "al carecer de toda cobertura legal la causa concreta", una cuestión que ha sido ampliamente tratada en la jurisprudencia, que ha rechazado que el incumplimiento de deber electoral "pueda encontrarse justificado por una objeción de conciencia fundamentada en el rechazo de la participación en el proceso democrático de unas elecciones en virtud de las ideas políticas propias".

El juzgado recuerda que la jurisprudencia considera que formar parte de una mesa electoral "permite la más completa neutralidad política, ya que el voto no es obligatorio"; que la intervención de los integrantes es de "absoluta imparcialidad", encaminada al "control, vigilancia y comprobación de la votación"; que es un "deber cívico" y de "carácter general" y que está limitada por el legislador "únicamente al no cumplimiento del servicio militar". 

El condenado dice que no reconoce "legitimidad moral" al Tribunal

El joven 'antisistema' de Elche ha afirmado que no reconoce "legitimidad moral a esta condena", aunque no sabe si la recurrirá ante la Audiencia Provincial de Alicante. "No reconozco ninguna legitimidad moral a esta condena, pero no huyo de nadie. Yo me limitaré a seguir mi vida con normalidad", ha escrito Adrián Vaíllo en la web del Grupo Antimilitarista Tortuga, el colectivo en el que milita.

El impago de la multa acarrea, según el fallo, una pena de arresto sustitutorio, pero Vaíllo no ha desvelado aún si la pagará. "Por una parte, considero que la conversación (para mí no es otra cosa) que mantengo con la Administración aún no ha terminado. Por otra, no sé si seguir con todo esto sería legitimar, en cierto modo, a un sistema que no busca convencer, sino vencer", ha señalado en su comunicado de prensa.

El antimilitarista ha reiterado su convicción de que el sistema parlamentario actual no es democrático porque "no permite que las personas participen directamente en la toma de decisiones de los asuntos que les afectan y genera una desigualdad económica incompatible con la igualdad social".

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.