España | Comunidad Valenciana

Mónica Oltra recibe un poco de 'jarabe democrático' al ritmo de Manolo Escobar

monica-oltra

Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, sufrió un escrache en la puerta de su casa. Un grupo de veinte militantes de España 2000 en Valencia acudieron hasta el domicilio particular de la dirigente de Compromís, hasta donde llevaron banderas nacionales, donde aparecía escrito 'Viva la unidad de España', un altavoz y un megáfono. Los participantes cubrieron su rostro con máscaras de 'Scream'.

Utilizaron el altavoz para ponerle canciones españolas a Oltra. Sonó a todo volumen Manolo Escobar, un pasodoble y una jota, que corearon con un megáfono. El vídeo fue subido a la página oficial de Facebook de España 2000 en Valencia y ya tiene más de 17.000 reproducciones.

Los medios de comunicación nacionales, no han tardado en llevar la noticia a sus portadas, donde todos critican el "fascismo", el "franquismo" y la protesta de la "extrema derecha" valenciana. Nada nuevo bajo el Sol. Sin embargo, nadie se ha parado a recoger lo fundamental: la opinión directa de los propios manifestantes.

Los militantes socialpatriotas explican en sus redes sociales, que acudieron allí en tono de protesta porque Compromís apoya 'els Paisos Catalans' y querían mostrar públicamente su rechazo al independentismo. "Estamos en directo en la casa de nuestra querida amiga Oltra. Estamos aquí de buen rollo y con alegría, poniéndole un poco de música española para decirle que estamos en España, contra estos independentistas que quieren romper la unidad de España", comenta el chico que graba el vídeo.

El escrache no fue violento en ningún momento, tal y como se puede ver en las imágenes. Se limitaron a poner música en un altavoz, algo más propio de las rondallas de los pueblos que de una protesta política.

Por su parte, Mónica Oltra ha anunciado que presentará una denuncia contra España 2000, promotora del evento "porque son agresiones que no se pueden tolerar y hay que perseguirlas", ha manifestado. "Ayer vinieron a por mí, pero mañana pueden ir a por cualquiera; si no frenamos al fascismo, el fascismo se apodera de todo", ha subrayado la vicepresidenta de la Generalitat.

La dirigente de Compromís ha relatado así los hechos ante los medios: "Oímos jaleo fuera y lo primero que pensé es que podía ser una fiesta de Halloween algo adelantada, pero cuando vi que desplegaban una bandera de España y cantaban el himno me di cuenta que era un intento de intimidación por parte de los fascistas". "Aparté a mis hijos de la ventana, apagué las luces y les dije que aquello no era una fiesta. El mensaje de anoche era muy claro: sabemos dónde vives y por tanto sabemos dónde está su familia, un mensaje intimidatorio para que sepamos que nos pueden hacer daño".

¿No era jarabe democrático?

Hace pocos años, Pablo Iglesias, líder de Podemos y de sus confluencias valencianas, de las que forma parte el partido de Mónica Oltra, defendía a capa y espada y promovía públiamente los escraches que hacían a empresarios y políticos de derechas porque eran 'jarabe democrático'. Igual que los manifestantes de España 2000, ellos también acudían hasta los domicilios familiares de políticos o banqueros como Isidro Fainé. Hace pocos días, Podemos defendió los escraches a los policías en Cataluña porque eran "libertad de expresión".

Suponemos entonces que un escrache cuando lo hace la izquierda es "libertad de expresión" y cuando lo hace la derecha es "fascismo".

Además, a diferencia de los escraches a la Policía o a otros políticos donde los gritos y las agresiones verbales eran una constante, en esta ocasión, como se pueden ver en las imágenes, los manifestantes se limitan a poner música en un altavoz, como si se tratara de una charanga de pueblo. 

La sempiterna doble vara de medir y la hipocresía de la izquierda española. Llevar una bandera comunista "es democracia" pero una española "es de fachas". Tal cual.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.