España | Comunidad Valenciana

Los vecinos se rebelan: el Ayuntamiento de Alicante obliga a cambiar el nombre del barrio José Antonio

cambio-nombre-calle

El consistorio sólo mantiene 3 de las 13 propuestas aprobadas por unanimidad por el pleno para el Distrito 3.

La memoria histórica pierde contra el progresismo político. El Ayuntamiento de Alicante, gobernado por el PSOE y, a su vez, encabezado por su máximo dirigente, Gabriel Echávarri, intenta imponer, bajo todo pronóstico, el cambio de nombre en algunas avenidas de su ciudad. Por ello, los residentes de la zona sur del municipio alicantino, no les gustan diez de las trece propuestas hechas por el consistorio de alicantino, para renombrar las calles que todavía lucen nombres de la época franquista.

Las propuestas, que en este caso no dejan consensuarlas, se plantean desde la imposición. Por ello, los vecinos del barrio proponen que la Avenida José Antonio no lleve el nombre del poeta oriolano Miguel Hernández, sino homenajear al famoso cantaor de flamenco gaditano Camarón de la Isla o, en todo caso, al maestro López Soria, el mismo nombre que lleva ahora el colegio público del barrio. En esta misma zona, también quieren que la famosa plaza de la División Azul, que fue la primera placa que el tripartito decidió retirar en cumplimiento de la resolución judicial para volver a poner de manera cautelar nombres franquistas, no lleve el nombre de plaza de la Igualdad, sino que lo haga con el nombre de la judoca alicantina María Bernabéu.

Entre la multitud de nombre que los vecinos llevaron ayer a la Junta de Distrito 3 y, por otro lado, al consistorio, se dejó pasar un mes vista, para la participación de los vecinos del municipio. En esta figura que la calle General Varela, en Ciudad de Asís, pase a denominarse Eloy Arenas, el humorista nacido en Dolores, y no el del arquitecto y urbanista Juan Antonio García Solera, autor, entre otras construcciones emblemáticas, del Auditorio Provincial de Alicante (ADDA).

calles-franquistas-alicante

Progresismo político

El PSOE pide seriedad, pero impone sin preguntar. El gobierno encabezado por Gabriel Echávarri, asegura que las denominaciones se decidirán en la Comisión de Memoria Histórica, donde espera "consenso político".

El concejal de memoria histórica, y socialista, Fernando Marcos, pidió seriedad en las propuestas que los vecinos de la zona sur (distrito 3) llevaron al consistorio. "Queremos escuchar a todos, pero hay cuestiones que están fuera de toda duda, como la figura de Miguel Hernández", remarcó Marcos, quien, después de intensas preguntas de la prensa local, se demarcó explicando que todas las propuestas vecinales se elevarán a la Comisión de la Memoria Histórica en busca del "consenso político". El edil reclamó «sensatez» a la oposición para la negociación que comenzará cuando lleguen las propuestas de las juntas de distrito 1 (centro) y 2 (zona norte). Los vecinos del distrito 4 (playas) aceptaron las propuestas que emanaron de la comisión, mientras que en el distrito 5 (partidas rurales) no tiene calles afectadas por la Ley de Memoria Histórica.

La inmensa mayoría de los grupos políticos abogaron ayer por llegar a un acuerdo en la comisión, escuchando las propuestas de los vecinos pero sin que se tomen como una "imposición". Para el concejal del Partido Popular, José Ramón González, "los vecinos han demostrado que no tienen ningún interés en la politización de los nombres de las calles", mientras que la edil de Ciudadanos, Yaneth Giraldo, abogó por la participación ciudadana "pero intentando llegar a un punto común".

Por ello, la presencia del progresismo político por parte de los socialistas, deja entrever la falta de memoria histórica y compromiso con sus habitantes. Con ello, la propuesta definitiva se llevará a las juntas de distrito para que voten en un dictamen no vinculante.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.