La guía no sexista de la Sanidad: prohibido decir 'médicos', 'hijos' o hablar en masculino
Última actualizaciónLun, 27 Ene 2020 10pm

España | Comunidad Valenciana

La guía no sexista de la Sanidad: prohibido decir 'médicos', 'hijos' o hablar en masculino

guia-lenguaje-sexista

La Generalitat Valenciana rechaza cualquier del lenguaje sexista en el ámbito sanitario y recomienda utilizar términos como personal facultativo en lugar de médicos, descendencia o criaturas cuando hay que referirse a hijos y personas enfermas cuando se nombra a los enfermos o pacientes.

Consejos que se ofrecen desde la Guía breve para el uso no sexista que ha editado la consellera de Sanidad con el argumento de que el lenguaje es un fenómeno social «dinámico, flexible y transformador» que, además, «produce conocimiento». Lenguaje que para Sanidad genera «las desigualdades en el trato y en las oportunidades entre mujeres y hombres se pueden reflejar en él».

Aunque la guía supone una sugerencia, el objetivo de la consellera Carmen Montón pasa por establecer un lenguaje neutro en el ámbito clínico y de salud. Todo un sígno de indentidad de Montón quien, siempre que puede, propone medidas frente a la discriminación de la mujer como hizo mientras ostentaba la Secretaría de Igualdad de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE.

El texto expresa que se suele justificar un uso del masculino «diciendo que es genérico y abarca ambos géneros, por el principio de 'economía lingüística' y por razones de estilo, se suele relacionar un lenguaje no sexista con las dobles formas (por ej. ciudadanas y ciudadanos), pero eso es un tópico falso».

Entre las recomendaciones la semántica se propone olvidar todas las referencias en masculino y femenino como: «Os comunicamos, nos ponemos en contacto, dirigido a la plantilla, eliminando 'a todos/todas'». También se permite el uso empresa proveedora en lugar de proveedores, o referirse al servicio de quemaduras, frente al servicio de quemados. En el caso de Urgencias de Adultos la petición desde la Conselleria supone «eliminar la palabra adultos». Otra sugerencia es la de utilizar el genérico del servicio de cada especialidad y sustituir por ejemplo «pruebas realizadas por el ginecólogo por pruebas realizadas por Ginecología».

La guía considera que es necesario «realizar algunos cambios en el uso del lenguaje que utilizamos de forma habitual para que pueda nombrar a las mujeres que son atendidas en los servicios sanitarios o en el entorno laboral para que se hagan visibles y contribuya a definirlas como personas con identidad propia y no supeditada al genérico masculino, evitando así, adjudicarles estereotipos de género».

Como normas de estilo se recuerda que hay que aludir al órgano y no a la persona; utilizar los pronombres no marcados de género como son 'quien' y 'quienes' en sustitución de 'el', 'los', 'aquellos'; eliminar el artículo en sustantivos neutros al género; usar las dobles formas: cuando no es necesario nombrar a ambos sexos: utilizar el doble artículo, intercalando el orden del género, como ocurre con las y los enfermeros, y el y la médica.

 

Titulares de portada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.