España | Comunidad Valenciana

Inmigrantes nigerianos denunciarán a España a la UE si no prohíbe La Tomatina de Buñol

tomatina-nigerianos

Durante los últimos días, centenares de cuentas nigerianas en las redes sociales se han llenado de mensajes criticando La Tomatina de Buñol, que anualmente se celebra en la localidad valenciana y en la que se gastan más de 100 toneladas de tomates.

Pese al carácter ocioso del festejo y a su gran poder de convocatoria internacional, el desperdicio de esta fruta no ha sentado nada bien a los nigerianos, que atraviesan una grave crisis alimentaria debido a una plaga que asola los cultivos del país.

"En Nigeria una bolsa de tomates cuesta 111 Euros, ver las fotos del festival de tomates de los españoles hace llorar a los nigerianos. ¿Dónde está nuestro Dios?"

El precio de los tomates se ha disparado de 1,20 dólares la caja hasta los más de 40 dólares, registrando un incremento del 3000%. Según informa la BBC, en alguna zonas del país, como en la región norteña de Kaduna, el Estado ha declarado el estado de emergencia en el sector tomatero.

Imagine how much tomatoes over 20,000 people are going to be tomato fighting with meanwhile in Nigeria....... pic.twitter.com/9jme3gbnkG

— Cool FM Nigeria (@CoolFMNigeria) 23 de mayo de 2016

"Imagina cuantos tomates habrá para que 20.000 personas estén participando en una pelea de tomates. Mientras tanto en Nigeria..."

Fuentes oficiales del gobierno señalan hacia la polilla Tuta absoluta como culpable de la carestía tomatera, que ha llegado a destruir hasta el 80% de los cultivos de tomate en provincias como la propia Kaduna, la principal productora del país.

Tomato Throwing Festival In Spain! Tomato is Priceless and Scarce In Nigeria! pic.twitter.com/A8EAbwBvsR

— enoma ojo (@enomaojo) 22 de mayo de 2016

"Festival de lanzarse tomates en España. El tomate es valiosísimo y sagrado en Nigeria".

La carestía tomatera supone una tragedia para el país ya que este alimento supone una de las piedras angulares de su cocina tradicional y su preocupación es un problema de recorrido. Antes de esta crisis sin precedentes, el gobierno se encontraba estudiando políticas públicas para lograr su autoabastecimiento y acabar con la importación de este producto desde China.

Asociaciones de inmigrantes nigerianos en España ya han empezado a movilizarse, en una campaña contra la tomatina valenciana. Se están recogiendo firmas e incluso se plantean, a través de una de una ONG de abogados sin fronteras, llevar el tema ante los Tribunales de justicia de la Unión Europea.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.