España | Comunidad Valenciana

¡Hartos! Cientos de valencianos boicotean la Cabalgata de las Magas Republicanas

 magas-republicanas

Tienen que dar la nota. La cabalgata de las Reinas Magas Republicanas ha recorrido este domingo un año más las calles del centro de Valencia, entre fuertes medidas de seguridad para evitar incidentes. Cientos de personas han salido a manifestarse contra la enésima manipulación histórica de la izquierda, que quiere apropiarse hasta de las celebraciones para niños. No son ultras. No son de extrema derecha. Son ciudadanos hartos de tanta progresía y tanta imposición. 

Celebrada por tercer año consecutivo, y organizada por la Societat Coral del Micalet, la velada pretende recuperar el espíritu de la 'Fiesta de la Infancia' que tuvo lugar en la capital del Turia en 1937, bajo el Gobierno de la II República. Invocar al bando nacional, es fascismo puro. Será que los comunistas y anarquistas, en la Guerra Civil, disparaban claveles rosas.

Y ha pasado lo que tenía que pasar. Decenas de personas, convocados en los últimos días a través de mensajes de Whatsapp, han boicoteado el acto, con pitos, abucheos y proferido gritos de "fuera, fuera" o "no son Magas, son fulanas", mientras blandían banderas de España y de la Comunidad Valenciana.

Separados por un amplio cordón de la Policía Nacional, al otro lado, cientos de asistentes aplaudían el paso de la cabalgata mientras gritaban "vivan las Reinas Magas". Y en medio, los principales damnificados de esta locura: los niños.

El desfile ha concluido tal y como estaba previsto, en la plaza del Ayuntamiento de Valencia, donde las Magas, que representan la Igualdad, la Libertad y la Fraternidad, han sido recibidas por el alcalde, Joan Ribó, entre gritos de "paz y cultura", y posteriormente todos han salido a saludar al balcón municipal. 

Durante la espera, se ha producido numerosos enfrentamientos verbales y se han cruzado insultos entre los asistentes y las personas que han intentado boicotear el acto, con pitidos y gritos de "somos valencianos, nunca catalanes" o "España unida jamás será vencida".

Agentes de la Policía Nacional ha tenido que formar un cordón en la zona acotada a los espectadores y, según fuentes de este cuerpo, "se han producido varias identificaciones preventivas". El único detenido, un militante antifascista.

La cabalgata se ha celebrado en un día soleado, tras la lluvia que cayó durante todo este sábado por la tarde en la ciudad, y centenares de personas han acudido a presenciar el desfile, que ha discurrido por el mismo recorrido que las ediciones de los últimos años.

Las mujeres que representan a las magas son Chelo Sánchez, que representa la Igualdad, María Escalona, la Libertad, y Laura Belenguer, la Fraternidad, que han defendido un 2018 "libre de violencia machista" y vivir en un "mundo de abrazos y sonrisas".

Desde el balcón del Ayuntamiento, el alcalde, el comunista Joan Ribó, y en medio de una atronadora pitada, ha hecho un alegato por una ciudad "segura para los niños e igualitaria" en la que no haya "juguetes sexistas". El año que viene, que pongan a tres drag queens.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.