Última actualizaciónVie, 07 Ago 2020 12am

España | Comunidad Valenciana

Detenidos 3 terroristas marroquíes en Barcelona y Valencia

yihadistas-roda-de-ter

Los Mossos d'Esquadra han detenido a primera hora de este miércoles a dos personas en el marco de una operación contra el yihadismo en el municipio de Roda de Ter (Barcelona).

La operación policial, ordenada por la Audiencia Nacional, se enmarca en una investigación por presuntos delitos relacionados con el terrorismo yihadista, según han informado los Mossos, que han practicado registros en varios domicilios.

Los arrestados son dos hombres de 26 y 37 años de origen marroquí. Según ha informado el 'conseller' de Interior, Jordi Jané, ambos actuaban como una "célula de propaganda y captación" de yihadistas y ya habían captado y radicalizado a dos mujeres en Cataluña, una de ellas de Manlleu.

Los detenidos llevaban a cabo una intensa actividad en redes sociales para difundir el mensaje de Estado Islámico. Se les imputan varios delitos relacionados con el terrorismo, como los de enaltecimiento, captación y adoctrinamiento.

Captación yihadista en Valencia

La Policía Nacional ha detenido en Benetússer (Valencia) a un hombre de 45 años que intentó captar a través de Internet a combatientes para viajar a zonas de conflicto y colaborar con el ISIS.

Según ha informado el Ministerio del Interior, el hombre, de origen marroquí y nacionalidad española, publicaba en la red, de forma reiterada, mensajes sobre adiestramiento en tácticas de combate, utilizaba distintos perfiles virtuales y ensalzaba los atentados terroristas cometidos por el ISIS en Europa, Siria y otros países.

"La yihad es un deber ineludible", como lo es también "la imposición de la 'sharía', de la lucha y de la acción contra el enemigo", son algunos de los mensajes que divulgaba el detenido, un hombre muy integrado en la comunidad musulmana de su localidad de residencia.

El arrestado, según un comunicado de Interior, es un miembro activo de la denominada "yihad de la palabra", que difundió centenares de publicaciones con contenidos terroristas con el fin de captar y reclutar al mayor número de personas para viajar a zona de conflicto y llevar cabo la "yihad violenta".

Sus actividades, asegura el Ministerio, "le habían convertido en una amenaza real contra la seguridad pública" al emplear las redes sociales para llevar a cabo "un efectivo adoctrinamiento terrorista, fundamentado en la difusión de contenidos violentos, inicialmente en favor de Al Qaeda y, en la actualidad, del grupo terrorista Dáesh".

El presunto yihadista se encontraba muy integrado en la comunidad musulmana de su localidad de residencia, según los investigadores, aunque desarrollaba las labores de adoctrinamiento y captación a través de Internet.

Durante la investigación, los agentes fueron constatando todas las fases del proceso de radicalización, como la exaltación del victimismo con difusión de contenidos sobre supuestos padecimientos de la población musulmana, mensajes de odio hacia la sociedad occidental y la búsqueda de la solución en "la auténtica fe".

En esta última fase instaba a sus seguidores "al cumplimiento estricto de los dictados religiosos" y al activismo, alentando a la comisión de atentados terroristas y ensalzando los llevados a cabo por Dáesh como ejemplo a seguir, detalla el comunicado.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.