España | Comunidad Valenciana

CaixaBank se ha ido de Cataluña... para no volver: 'Nuestro traslado a Valencia no es temporal'

caixabank-barcelona

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha asegurado que la decisión del consejo de administración de trasladar la sede social del banco de Barcelona a Valencia es definitiva, dada la crisis política en Cataluña. CaixaBank ha enviado esta mañana un mensaje claro a sus clientes, accionistas y también a los partidos que discuten las razones del traslado de la sede. "Está bastante claro, en el consejo de administración no se ha querido dar un carácter temporal a la decisión, que fue exclusivamente técnica", ha explicado el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar.

Preguntado por si esta decisión es reversible, Gortázar ha asegurado que "el traslado se ha producido y no hemos dicho que sea temporal en ningún momento". "Las sedes sociales no tienen plazos de vigencia", ha añadido, en declaraciones recogidas por la agencia EFE.

CaixaBank llegó al 30 de septiembre cuajando un ejercicio histórico para la entidad. Los ingresos por margen de intereses y comisiones crecieron, el proceso de saneamiento se aceleró, el balance reforzó sus niveles de capital... hasta el punto de que los beneficios de 1.488 millones de euros, un 53% más, resultaron los mayores de la historia de la entidad.

Fuga de capitales por el referéndum

Todo cambió el pasado 1 de octubre. "Detectamos nervios y intranquilidad en nuestra clientela", ha reconocido Gortázar en la primera alusión directa a una incipiente fuga de capital. "Explicamos a los clientes lo que es CaixaBank y el consejo tomó la decisión de trasladar la sede para dejar fuera de duda a las personas que la fortaleza del banco se mantendrá en cualquier escenario bajo el paraguas del BCE y en igualdad de condiciones con cualquier entidad que compita en España. Los nervios de la clientela tuvieron un impacto negativo pero moderado. Ahora se ha revertido y seguimos con la senda de crecimiento".

El cambio de sede supone que a partir de ahora que los consejos de administración y las juntas de accionistas se celebren en Valencia. De momento, nada más. Gortázar no ha aclarado si a día de hoy los saldos del banco son inferiores o superiores al 30 de septiembre. Tampoco cuántos clientes han trasladado sus ahorros desde Cataluña al exterior de la comunidad a través de cuentas espejo. Lo que sí parece claro es que el banco tenía el riesgo de fuga de depósitos más que cubierto y había tomado precauciones de cara al mes de octubre en Cataluña. Su saldo de liquidez a 30 de septiembre era de 74.000 millones de euros, tres veces más del mínimo exigido por los supervisores.

"Los clientes son libres y les damos todas las facilidades para mover sus ahorros pero quiero decir que no es necesario, porque los depósitos de todos nuestros clientes están a salvo. Yo tengo todas mis cuentas en la sede de Diagonal y no voy a trasladar mi cuenta", ha querido aclarar, añadiendo que el boicot independentista a los bancos "no ayuda a la convivencia en Cataluña".

El responsable ejecutivo de CaixaBank no ha dejado pasar la ocasión de alertar sobre las consecuencias del conflicto independentista. "La situación actual no es buena para la economía porque hace diferir decisiones de consumo e inversión. Estamos en octubre. Quiero creer que esta situación no se prolongará porque si lo hace tendrá un impacto grave. Si no es así, será solo un paréntesis y podremos salir de este parón".

La inquietud por el futuro en el seno de, junto a Banco Santander, la mayor entidad financiera que opera en España contrasta con su situación hasta septiembre. Su resultados trimestrales son los mejores que nunca ha presentado.

La entidad ha mejorado en ingresos y rentabilidad, su valoración en Bolsa es muy positiva y el balance se ha fortalecido con la liquidación de más de 1.000 millones en inmuebles de clientes que no podían pagarlos. Hasta septiembre, CaixaBank ganó 1.488 millones de euros, un 53,4% más, en buena medida impulsado por la integración del banco luso BPI. Sin la aportación del banco portugués, los beneficios del banco, que también ha resaltado su transformación corporativa para cumplir con sus requerimientos regulatorios en términos de accionistas de control y composición del consejo, avanzó un 34,8%.

En tiempos en los que el proceso independentista en Cataluña ha abierto una brecha social colocando a los bancos en fuego cruzado, Gortázar ha destacado la fuerte presencia del banco en el conjunto de España.

La sangría catalana: 1.300 empresas menos, 61.000 millones de pérdidas y caída del 4% PIB

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.