Cientos de ancianos de la Imserso empiezan a contagiarse de Covid en Benidorm

♥ SÍGUENOS EN TELEGRAM

Benidorm lleva semanas bajo la lupa de los epidemiólogos por su alta tasa de incidencia del Covid, en niveles de riesgo máximo, y las consecuencias se están empezando a notar más allá de la Comunidad Valenciana. En Galicia y Asturias se han confirmado dos brotes que rozan el centenar de positivos entre dos grupos de mayores de 65 años que pasaron unos días de vacaciones en la capital de la Costa Blanca. Estos contagios se conocen pocas horas después de que se confirme la adjudicación por parte del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 del programa de Turismo Social, los llamados 'viajes del Imserso', que quedaron suspendidos el pasado año y en los que Benidorm oferta el 20% de las plazas estatales.

Los destinatarios de estos programas de vacaciones, que está previsto que arranque a mediados de diciembre, forman parte del grupo de edad que esta vacunado en un alto porcentaje lo que ha propiciado que, en el brote de Orense, 30 de las 81 personas que regresaron lo hicieron con el virus y dos han tenido que ser hospitalizadas, mientras que en Oviedo, hay un viajero que ha precisado ser ingresado en la UCI del Hospital Universitario Central de los 40 que formaron parte de la excursión. Ahora bien, este segmento de población aún no tiene fecha para recibir la tercera dosis de refuerzo lo que puede acabar afectando a la elección de destino.

El Imserso es para Benidorm una fuentes de ingresos de primera magnitud en temporada baja. La visita de alrededor de 170.000 'turistas senior' sirve para garantizar entre noviembre y finales de abril más de 6.000 empleos en la planta hotelera y la hostelería y tiene un impacto de 40 millones de euros en el sector turístico de la provincia. De hecho, la patronal ya ha notado el impacto negativo del retraso de estos viajes, que unido a la meteorología desfavorable y a la incidencia del Covid provocó un 'pinchado' en la ocupación prevista en el puente de noviembre.

¿Puede Benidorm controlar los contagios antes de la llegada de jubilados? La Conselleria de Sanidad lleva semanas poniendo el foco en por qué la ciudad presenta la tasa acumulada más alta de la Comunidad Valenciana en municipios de más de 50.000 habitantes. En una semana ha rebajado de 305,18 a 279,63 casos por cada 100.000 habitantes, pero sigue instalada en riesgo alto. Además, hay indicadores como la ocupación de camas hospitalarias y de UCI que muestra un ligero repunte en el departamento de Salud de la Marina Baja respecto a la media en la Comunidad Valenciana.

La causa la tienen clara: la movilidad y el turismo, especialmente el británico. Más de la mitad de los positivos detectados son de visitantes del Reino Unido, donde desde julio el virus ha ido repuntando y la tasa de incidencia ha llegado a superar los 700 casos. A finales de octubre se registraron días de entre 30.000 y 50.000 contagios y presentan una tasa de vacunación del 60%, 20 puntos porcentuales por debajo de la española.

Sin restricciones para viajar, el mercado británico ha dado muestras de recuperación en el último mes y ya son el 30% de los visitantes de Benidorm. Este aumento coincide con el crecimiento de los contagios, por el momento sin la variante Delta Plus, de la que solo se ha detectado un caso en Elche. Acostumbrados a la ausencia total de limitaciones y a no tener que llevar mascarilla, ni siquiera en el transporte público, los británicos reproducen sus comportamientos en las zonas que suele frecuentar en Benidorm. Fuentes de Sanidad apuntan a que se está trabajando con el sector para que recuerden a sus clientes la necesidad de cumplir las normas.

Cualquier aumento de movilidad conlleva un riesgo y Benidorm se han convertido en un ejemplo. Sin embargo, no se prevé por el momento imponer restricciones más allá de las vigentes: uso de mascarilla en lugares cerrados, y donde no se pueda mantener distancia, y las mesas en hostelería limitadas a diez personas.

El equilibrio entre el control de la pandemia y el despegue del turismo es difícil. Benidorm necesita contener una situación epidemiológica que se empieza a traducir en cancelaciones de turismo nacional -aunque el sector la relativiza justificando que la población es superior a la censada (lo que haría descender la tasa)-, al tiempo que busca reactivar mercados emisores como el británico. Esta misma semana, la Generalitat y la Diputación de Alicante han estado presentes en la Feria de Turismo de Londres y han avanzado que las cifras de ocupación puede volver a niveles de 2019 en primavera.

Un policía de Benidorm le dice a un trans que es muy feo y le pregunta de qué vive ahora que no puede 'jalar pollas'

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.