La izquierda estalla: Rocío Monasterio tacha de 'ilegal' al diputado de Podemos ilegal

¡Síguenos en Telegram!

Rocío Monasterio ha centrado su discurso en el pleno de investidura de Isabel Díaz Ayuso en atacar con dureza a la izquierda, recordando la campaña de acoso y estigmatización que protagonizaron contra Vox. La líder del partido en Madrid ha dado a su intervención un marcado carácter nacional, abordando cuestiones como los indultos, aunque sin olvidar sus propuestas autonómicas, como el cierre de Telemadrid.

Apenas unas horas después de las polémicas declaraciones del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, que dio la"bienvenida" a los indultos a los golpistas si "ayudaban a normalizar la situación", Monasterio ha pedido retirar todas las subvenciones a las patronales, acusándole de "aplaudir la ruptura de España y los indultos".

La líder de Vox en Madrid ha reclamado, también, eliminar las subvenciones a los sindicatos y todo el "gasto político", reivindicando, de nuevo, su propuesta de reducir los diputados de la Asamblea a la mitad y pidiendo reducir las consejerías a 7, en lugar de a 9, como ha prometido Isabel Díaz Ayuso.

En este sentido, ha pedido cerrar Telemadrid, "un pozo sin fondo que consume 74 millones de euros anuales". "¿Por qué los madrileños tenemos que pagar a quienes encima nos insultan a diario?", se ha preguntado Monasterio, exigiendo que, si no se puede cerrar, al menos se reduzca "de forma drástica su coste".

Cientos de personas muy feas y sin duchar enseñan democracia a hostias a los fachas de VOX

Discurso en clave nacional

Al comienzo de su intervención, la líder de Vox en Madrid ha atacado con dureza a la izquierda. "PSOE y Podemos son responsables de la muerte de más de 100.00 personas y de la ruina de millones de familias", ha comenzado diciendo, en referencia a la pandemia del coronavirus, acusando a ambos partidos de querer ahora "indultar a los golpistas que han intentado robarnos la nación, patrimonio de todos los españoles".

Después de felicitar a Isabel Díaz Ayuso por adelantar elecciones, Monasterio se ha quejado de que la campaña electoral en Madrid "no transcurrió con normalidad" porque muchos madrileños no pudieron acudir a sus actos ante las "hordas que enviaba Podemos, con el silencio cómplice del PSOE y su sucursal pijiprogre, Más Madrid", ha señalado con dureza.

A todos ellos les ha reprochado no haber condenado la violencia, entre murmullos de los diputados de izquierdas que rechazaban la acusación. "¿Dónde están las balas, las amenazas y los sobres?", les ha preguntado, recordando que su partido está personado en la causa de las amenazas a los ministros para que se investigue de dónde procedieron.

Las diferencias con Ayuso

Una vez hecho el repaso por las cuestiones de carácter más nacional, el resto de su discurso lo ha centrado en recordar las propuestas de su programa que le diferencian del PP, al que se ha ofrecido para "colaborar en solucionar problemas cuanto antes".

Monasterio ha pedido a la candidata del PP a la investidura ser más ambiciosa en algunas de las propuestas que expuso ayer, como la referida a la natalidad, que dejarán fuera de las ayudas al 78% de las mujeres y el 100% de los hombres, ha dicho. También ha reclamado mayor contundencia con los okupas, rebajas fiscales para los que tengan dependientes a su cargo y contraten cuidadores o defender la vida frente a la "cultura de la muerte del aborto y la eutanasia que promueve la izquierda".

Podemos. Pablo Iglesias ficha a un señor de color negro para las elecciones de Madrid

La polémica con Mbayé

Dirigiéndose directamente a Ayuso, ha recordado en varias ocasiones que no mencionó en ningún momento la cuestión de la seguridad ciudadana durante su discurso. En este punto, la líder de Vox en Madrid ha reivindicado su campaña contra los menas y ha criticado al diputado de Podemos, Serigne Mbayé, presidente del Sindicato de los Manteros, por entrar de forma ilegal en España, provocando el enfado de todos los diputados comunistas, que entre acusaciones de racistas y gritos, han obligado a la presidenta de la Asamblea a llamarles varias veces al orden.

Mbayé ha pedido el uso de la palabra tras la intervención de Monasterio, como aludido, y le ha exigido "retirar sus palabras racistas", asegurando que él también es español, a lo que Monasterio ha respondido que "por supuesto no retira sus palabras porque ha dicho que Mbayé entró de forma ilegal en España".

La presidenta de la Asamblea, Eugenia Carballedo, invitaba a Monasterio a retirar sus afirmaciones, provocando un enfrentamiento con la líder de Vox, que le preguntaba "qué palabras exactas quería que retirara", a lo que Carballedo no ha respondido, dando por concluido el enfrentamiento. El resto de portavoces del PSOE y Más Madrid, han comenzado sus intervenciones defendiendo a Mbayé y acusando a Vox de ser "racista y homófobo".

En su turno de réplica, Monasterio se ha reafirmado en sus declaraciones, negando que fueran racistas, lo que ha provocado la reacción de los diputados de izquierdas y la expulsión de la diputada de Podemos, Vanessa Lillo, después de que la presidenta de la Asamblea haya que tenido que llamarla tres veces al orden. "Eché a Pablo Iglesias de la Ser pero como sigan así voy a echar de aquí a toda la izquierda", ha sentenciado Monasterio con ironía.

¡Qué poco acostumbrados están los progres a que les lleven la contraria!

Pablo Iglesias, que no condenó la violencia contra VOX, llora porque VOX no condena la violencia contra él

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.