▶️ Pablo Iglesias, pillado en el supermercado sin guantes ni mascarilla

Pablo Iglesias supermercado, Pablo Iglesias mascarilla, Pablo Iglesias Opencor

Consejos vendo, y para mí no tengo. Como les gusta a los progres y a toda la izquierda en general dictar clases de superioridad moral y sentar cátedra con el dinero y la solidaridad de los demás.

Ya no les basta con predicar la paguita y repartir ayudas sociales con tus impuestos mientras ellos acumulan posesiones y riqueza a dispersión, explotan asistentes sin contrato, son condenados por no pagar a Hacienda o se compran un casoplón de 600.000 euros en Galapagar. La crisis del coronavirus ha vuelto a destapar todas las miserias, el doble discurso y la hipocresía moral de una gente que ha dividido el mundo y las libertades en dos: las suyas… y las de los demás.

Crece el patrimonio de los Iglesias-Montero: 4 viviendas y 234.000 euros en la cuenta

Y el que tenga la desfachatez (de facha) o se atreva a rebasar el guión y los límites que marca el totalitarismo y la dictadura de lo políticamente correcto… a la hoguera. Más allá de la adhesión inquebrantable a su doctrina de superioridad moral, solo hay odio.

Pablo Iglesias ya se saltó la cuarentena obligatoria para el resto de ciudadanos asistiendo al Consejo de Ministros, mientras su señora esposa estaba confinada en casa, encadenando positivos como si no existiera un mañana. A Irene Montero le hicieron cuatro tests en 15 días, mientras hay sanitarios o miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que se baten el cobre cada día en primera línea, que han denunciado que tardaron ¡un mes!... para que les hicieran una.

Pablo Iglesias se salta la cuarentena por Coronavirus y asiste al Consejo de Ministros

Ahora, viraliza por redes el vídeo del flamante Vicepresidente del Gobierno comprando en el Opencor de Galapagar, en Madrid, sin guantes ni mascarilla, en plena pandemia del coronavirus y saltándose todas las recomendaciones que el Ministerio de Sanidad da para el resto de españoles.

Si una imagen vale más que mil palabras, los 7 segundos que dura el vídeo son pura poesía para los sentidos.

Las normas del Estado de alarma, solo son para los demás. De esto saldremos (todos y todas) unidos. Pero unos más que otros. A ver cuanto tarda el Ministerio de la Verdad en desmentirlo. Seguro que esto también es culpa de la extrema derecha.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.