Última actualizaciónSáb, 08 Ago 2020 2pm

España | Comunidad de Madrid

La maldición de Franco: los monjes del Valle de los Caídos intoxicados, empiezan a cagarse vivos

papa caga

La maldición de Franco alcanza a la Abadía benedictina del Valle de los Caídos. A falta de apenas un día para la exhumación, una ‘misteriosa’ intoxicación alimentaria afecta, al menos, a nueve de los monjes que residen en el monasterio.

Según publica en sus páginas Okdiario, los afectados son la mitad de los monjes que cuidan del monumento donde, de momento, sigue enterrada la momia de Franco. En el monasterio desconocen el origen de esta enfermedad gástrica, que llega en el peor momento: la Abadía está a punto de vivir uno de los días más importantes de su historia con la exhumación de Francisco Franco, prevista para las 10:30 de este jueves.

El Gobierno exhumará a Franco el 24 de octubre a las 10:30

Los primeros síntomas se manifestaron a primera hora del lunes. Ese día, tres de los monjes mostraron un cuadro médico de fuertes dolencias gástricas, que incluía episodios de diarrea. El martes, la intoxicación se multiplicó: otros seis monjes empezaron a padecer los mismos síntomas. En total, nueve, la mitad de la veintena de religiosos que residen en el Valle y que se ocupan, entre otras cosas, del Colegio Escolanía Santo Domingo de Silos. 

Hasta la familia de Franco ha hecho mención directa a esta supuesta maldición Bíblica que castigará a todos aquellos que osen perturbar el descanso eterno de los difuntos. Desde luego, profanar tumbas destapa la cara más negra y deshumanizada de una sociedad. Un país que ya no respeta a sus propios muertos lo ha perdido absolutamente todo.

Edgar Sánchez: 'Exhumar a Franco es desenterrar todos los viejos fantasmas de las dos Españas'

El juez, la primera víctima

Su primera ‘víctima’ fue el magistrado del Tribunal Supremo José Luis Requero, uno de los jueces que firmó la sentencia del pasado mes de septiembre que daba la razón al Gobierno en su pleito con los Franco. La decisión judicial que abría la puerta definitivamente a la exhumación.

Pocos días después de rubricar el fallo, el magistrado fue atropellado por un taxi en Madrid cuando circulaba con su moto. El golpe le provocó una fractura en la clavícula del brazo derecho. El mismo con el que firmó la orden de exhumación.

La maldición de desenterrar muertos tiene su origen en la archiconocida maldición de la tumba del faraón egipcio Tutankamón. Las creencias populares ligaron muertes repentinas y sucesos extraños relacionados con todos los que participaron en el descubrimiento de la faraónica tumba.

¿Arderéis como en el 36? Grupos patriotas atacan de madrugada la Conferencia Episcopal


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.