Madrid confina a 850.000 personas, cierra 37 zonas de 6 distritos y 8 municipios

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Era la comparecencia más esperada de los últimos meses. Por lo menos, desde que se levantó el Estado de alarma el pasado mes junio. Tras varias semanas en las que el incremento en el número de contagios y de fallecidos no ha dejado de crecer en la Comunidad de Madrid, la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado las nuevas medidas de confinamiento que tendrán que afrontar los madrileños.

Seis distritos y ocho municipios de Madrid verán restringida la entrada o salida de ciudadanas para evitar los contagios. Según ha explicado la presidenta regional Isabel Díaz Ayuso, son 37 las áreas en las que se dan cifras «altísimas», de más de 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes, y donde se van a establecer restricciones de movilidad. Pero éstas, ha asegurado la jefa del Ejecutivo regional, no afectarán al resto de ciudadanos en sus traslados a los trabajos, estudios o gestiones. Las nuevas restricciones se aplicarán desde el próximo lunes 21 de septiembre, informó el Gobierno regional.

Además, se realizarán la semana próxima test de antígenos a 858.193 personas, que son las que viven en las 37 zonas afectadas. «Hay que evitar el estado de alarma y el confinamiento, porque eso es el desastre económico». La idea es aislar a los contagiados. Las reuniones serán de un máximo de 6 personas.

Madrid anuncia un nuevo confinamiento para frenar la segunda oleada del coronavirus

Las zonas que se van a ver afectadas en la capital son: 26 zonas de los distritos de Carabanchel, Usera, Villaverde, Villa de Vallecas, Puente de Vallecas y Ciudad Lineal. En el resto de la comunidad, son 11 zonas de los municipios de Fuenlabrada, Humanes, Moraleja de Enmedio, Parla, Getafe, San Sebastián de los Reyes y Alcobendas.

En concreto, son en Madrid capital las zonas de Puerta Bonita, Vista Alegre y Guayaba, en Carabanchel; Almendrales, Las Calesas, Zofío, Orcasur y San Fermín, en Usera; San Andrés, San Cristóbal, El Espinillo y Los Rosales, en Villaverde; la zona básica de Villa de Vallecas; Entrevías, Martínez de la Riva, San Diego, Numancia, Peña Prieta, Pozo del Tío Raimundo, Ángela Uriarte, Alcalá de Guadaira y Federica Montseny, en el distrito de Puente de Vallecas; y Doctor Cirajas, Ghandi, Daroca y La Elipa, en Ciudad Lineal.

En Fuenlabrada las zonas que se perimetrarán serán las de Alicante, Cuzco y Francia. También los municipios de Humanes de Madrid y Moraleja de Enmedio, y en Parla, las zonas básicas de salud de San Blas e Isabel II. Por su parte, Getafe estará afectado en Las Margaritas y Sánchez Morate; en San Sebastián de los Reyes, la zona de Reyes Católicos; y en Alcobendas, la zona de Chopera y Miraflores.

La mitad de los infectados de coronavirus en Madrid son inmigrantes

Ni entrar ni salir

Existe una restricción de entrada y salida de todas estas zonas, salvo por desplazamientos para ir al médico, a trabajar, a un centro escolar, volver a casa, asistir a mayores o dependientes, bancos, o gestiones urgentes o por fuerza mayor. Esto se aplicará a todas las personas que circulen, residan o tengan actividad económica o empresarial o un establecimiento público abierto en estas zonas. Las Fuerzas de Seguridad vigilarán el cumplimiento de esta orden.

Pero no serán las únicas medidas: el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, también ha explicado que en estas zonas sólo se autorizará la circulación por carretera si tiene origen y destino fuera de esas zonas. Los viandantes podrán pasear con mascarilla y guardando las distancias de seguridad, pero se desaconseja salir salvo para lo imprescindible.

Los grupos máximos que se permitirán, tanto en la vía pública como en instalaciones privadas, será de 6 personas, salvo convivientes. En los servicios religiosos se reduce el aforo a un tercio del total, y en los velatorios, a 15 personas en exterior o 10 en interior. Para el acompañamiento de entierros o incineraciones, se reduce a 15 acompañantes.

El Covid, disparado: el alcalde de Madrid ya 'no descarta' un nuevo confinamiento en la capital

Cierre a las 22 horas

En todos los establecimientos se reduce el aforo a un 50 por ciento, y la hora máxima de cierre será las 22 horas, salvo gasolinas, farmacias o servicios médicos y veterinarios. En la hostelería también se reduce el aforo al 50 por ciento tanto en el interior de los locales como en su exterior. No se permitirá el servicio de barra. Los grupos serán de seis personas como máximo y el horario de cierre también será a las 22 horas, aunque se permitirá continuar después la actividad de entrega a domicilio de comida.

Los locales de apuestas también tendrán el aforo limitado al 50 por ciento, y seis personas como máximo. Y estas mismas restricciones serán las que rijan en las instalaciones deportivas, con grupos máximos de seis personas. Cines y teatros también reducen su aforo al 50 por ciento.

La presidenta Díaz Ayuso ha agradecido la intervención del Gobierno central, y la próxima reunión con el presidente Pedro Sánchez, que según ha querido aclarar, viene «a colaborar, no a tutelar». No quiere ni oír hablar de la declaración del estado de alarma, que a su juicio «es el desastre». Ha hecho referencia a las limitaciones del Gobierno regional para aplicar determinadas medidas, pero cree que con el respaldo del Ejecutivo será posible hacer cumplir las cuarentenas que ahora se establecen.

500 personas morirán por Covid-19 en Madrid cada 15 días

Las medidas serán para todas aquellas personas que se encuentren o circulen en dichas zonas, o sean dueñas de una actividad empresarial en núcleos afectados. Se restringe su entrada y salida salvo por: asistencia a centros sanitarios; obligaciones laborales; asistencia a centros docentes y educativos; retorno a la residencia habitual; asistencia y cuidado de mayores, dependientes o personas con discapacidad; ir a entidades financieras; tramites ante órganos judiciales y notariales, y realizar pruebas o exámenes. La circulación por carretera está permitida en caso de que tenga origen o fuera de la zona en cuestión.

La estrategia incluirá «medidas de restricción de movilidad y hacer así más efectivas las cuarentenas. Y vamos a tener en cuenta que no vamos a perjudicar la movilidad a personas que necesitan ir al trabajo o al colegio», ha apuntado.

Reunión con Pedro Sánchez

Para lograrlo, Ayuso ha reiterado que se “necesita una estrategia conjunta” con el Gobierno central. En ese sentido, ha recordado la reunión que mantendrá con Pedro Sánchez, en la que espera que lleguen a importantes acuerdos.

Hasta dos aplazamientos había sufrido la rueda de prensa. Prevista para las 11:30, se pospuso a las 13:00 horas primero para acabar anunciada después a las 17:00 horas, cuando la presidenta ha comparecido en Puerta del Sol, acompañada del vicepresidente Ignacio Aguado, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero y el viceconsejero Antonio Zapatero para dar a conocer las nuevas restricciones.

“La situación de la Comunidad de Madrid no va a mejor, va a peor”, ha afirmado por su parte el vicepresidente, Ignacio Aguado, que ha manifestado su esperanza en la reunión que mantendrá Ayuso con Sánchez, “porque no tenemos tiempo que perder”. “Con estas medidas truncamos sueños, iniciativas y negocios. Pero si no lo hacemos, la situación será peor dentro de unos días. Necesitamos unidad entre administraciones, comprensión entre los ciudadanos y respeto a las normas".

Estas medidas tendrán un periodo inicial de vigencia de 14 días naturales, pudiéndose prorrogar si así lo requiere la evolución de la situación epidemiológica en la región. La Comunidad de Madrid recuerda que las sanciones aplicables por el incumplimiento de las órdenes y protocolos sanitarios vigentes pueden oscilar entre los 600 y los 600.000 euros.

Sánchez y Díaz Ayuso se reunirán de urgencia para intentar frenar el coronavirus en Madrid


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.