Vuelve la lucha armada: nace Ibil, el nuevo grupo terrorista de la extrema izquierda vasca

eta-1

El juez Fernando Andreu, del número 4 de la Audiencia Nacional, vigila de cerca a Ibil (Foros Revolucionarios), una nueva organización formada por unos 50 extremistas abertzales que consideran que la «lucha armada» no sólo es «un medio legítimo de lucha», sino que tiene como «uno de sus objetivos la reactivación de la actividad terrorista abandonada por ETA (...) en un futuro indeterminado», según los informes a los que ha tenido acceso este periódico.

Las fuentes consultadas sostienen que es un movimiento compuesto por «grupos minoritarios», «muy a la izquierda de la izquierda abertzale» -críticos con ésta y para la que son fuente de preocupación-, y que están en fase de «captación» y «formación ideológica». «Están tratando de captar adeptos al movimiento, especialmente en el sector juvenil como futuro relevo generacional de los actuales fundadores del mismo», señalan.

Según publica en exclusiva el diario El Mundo, son partidarios del terrorismo pero no han puesto los medios para llevarlo a cabo y, según algunos expertos, tienen problemas para su consolidación. Sus líderes, el etarra huido Fermín Javier Sánchez y el preso Iñaki Bilbao, están siendo investigados por la Guardia Civil y la Ertzaintza. Al primero se le ha perdido la pista en Francia. Hace unos meses, los investigadores detectaron que había hecho varios viajes a distintas localidades del país vecino. Creen que iba en busca de apoyos o infraestructura para Ibil.

Los integrantes de esta organización «minoritaria» e incipiente se están aproximando a los familiares de los presos de la organización terrorista, con el fin de crear una nueva asociación de respaldo a los reclusos que sirva de sustituta a las ilegalizadas Gestoras pro Amnistía, Askatasuna o Herrira. Y están realizando gestiones para poner en marcha un nuevo «sindicato de clase», alternativo al sindicato LAB, cuyas posturas consideran demasiado suaves ideológica y operativamente.

El origen de Ibil se sitúa en los debates mantenidos en ETA y en la izquierda abertzale durante los años 2009 y 2010 y que acabaron con el anuncio del «cese definitivo de las actividades armadas» el 10 de noviembre de 2011. Un proceso que necesitó de la victoria interna del sector más posibilista tras una enconada lucha. Una parte de los partidarios de la postura derrotada mantuvo su tesis de que la amenaza real o latente de los atentados era la adecuada y cuestionó la nueva estrategia a través de mensajes de rechazo, insultos, carteles o pintadas, alineada abiertamente con las tesis más violentas de ETA.

En mayo de 2013 fueron detectados varios artículos relacionados con la nueva plataforma Iraultzaileen Bilguneak / Ibil, en los que se recogían sus bases ideológicas. El 30 de mayo utilizaron su logotipo definitivo y difundieron sus propuestas, que son idénticas a las de ETA: independencia, socialismo, euskaldunización, reunificación de los «siete territorios de Euskal Herria» e internacionalismo.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.