El multiculturalismo progre de Colau dispara las violaciones en Barcelona

"No sabemos cuál es el grado de incremento y cuál es el grado de afloramiento de situaciones ya existentes, es evidente que es multifactorial". Con estas palabras el conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, intentaba argumentar el incremento de los delitos sexuales, como violaciones o abusos, en Barcelona en los primeros cinco meses del año 2022.

En concreto, según datos conocidos en la Junta Local de Seguridad, las agresiones sexuales, como violaciones, han subido un 31%, de 84 a 114, en los primeros meses de 2022 en comparación con 2019, antes de la pandemia, y un 6,5 respecto a 2021, mientras que los abusos sexuales crecen un 11,3 (de 194 a 216) respecto a 2019 y un 9% sobre el año pasado. De esta forma estos delitos sexuales suben en Barcelona igual que lo hacen en toda Cataluña, según Interior que recuerda que el índice de resolución de las denuncias por violación es del 78% y de los abusos del 74%.

Tras la Junta, el conseller señaló que el objetivo de los Mossos es "tener la confianza de las víctimas para ser atendidas, acompañadas y presentar denuncia" y trabajar en prevención y resolución, ante lo que ha destacado que la policía catalana resuelve en torno al 80% de delitos en este ámbito. Por su parte la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, indicó que Ayuntamiento e Interior trabajan para firmar en septiembre un protocolo contra las violencias machistas que prevé aumentar los puntos de atención policial especializada.

Desde Interior se señala que hace semanas que activaron un plan contra violencias sexuales, principalmente en zonas de ocio, en las que Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana trabajan para garantizar la seguridad de los itinerarios hacia el transporte público a salida de los locales con el doble objetivo de proteger a personas vulnerables e identificar y detener posibles personas agresoras sexuales.

Las patrullas asignadas a este servicio realizan un patrullaje dinámico y con mucha atención a cualquier tipo de estas situaciones que puedan detectar. Efectúan paradas en zonas oscuras que por su localización, falta de iluminación, o por ser espacios poco transitados, puedan ser más atractivos para los posibles agresores. Este verano se continuará trabajando y potenciando como hasta ahora las rutas seguras con el posicionamiento de forma estratégica de dotaciones policiales en las salidas de ocio o en el recorrido hacia las zonas de estacionamiento. También se mantendrán y mejorarán los patrullajes preventivos en vehículo y a pie o en puntos estáticos en zonas de mayor incidencia delictiva.

También habrá acciones de prevención como controles en los accesos y salidas de las zonas de ocio para detectar sospechosos. Así, se mantienen contactos con los representantes del sector del ocio nocturno para trasladarles consejos de seguridad en este ámbito y se extenderán a trabajadores de medios de transporte, como taxistas. Durante 2021 y hasta el 12 de junio de 2022 se han recogido 288 denuncias de vulnerabilidad sumisión química en Cataluña. De ellas, Barcelona se produjeron 72 casos por sumisión química y 36 por vulnerabilidad química según las denuncias.

Delincuentes reincidentes

Respecto a los delincuentes multirreincidentes, Elena indicó que de enero a mayo 109 personas fueron detenidas 792 veces por 1.713 delitos, y por su parte la comisaria jefa de Mossos en Barcelona, Marta Fernández, explicó que muchos hurtos acaban siendo robos por la resistencia de las víctimas y porque hay "menos pericia" de los sospechosos. Colau destacó el trámite la reforma del Código Penal para endurecer las penas, ya que cree que mejorará la situación pero que "no será suficiente". Así cree que se debe combinar con dotar de más recursos a los juzgados. Fernández detalló que alrededor del 7% de objetos robados en la calle son relojes, una cifra similar a la de años anteriores, al preguntársele por el grupo especializado para combatir el robo de estos objetos que ha creado Mossos.

Barcelona se prepara para afrontar un verano complicado desde el punto de vista de la seguridad. La ciudad tendrá 267 agentes de Mossos más que el año pasado y por primera se activará el patrullaje de agentes de orden público. También crece un 12% el número de miembros de la Guardia Urbana. Además, el Ayuntamiento destacó que se reactivó el plan de choque contra los pisos turísticos ilegales además de limitar los grupos de turistas multitudinarios en Ciutat Vella, regular los bicitaxis, y tomar medidas para reducir el ruido, así como desarrollar campañas de concienciación y civismo.

El progresismo de Colau convierte Barcelona en la ciudad más insegura de España

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Los más leídos