Ultimátum de los musulmanes: si no hay clases de Islam en las escuelas, irán a los Tribunales

educacion islamica escuelas

A la comunidad musulmana de Cataluña se le agota la paciencia: si el próximo curso la Generalitat no implanta clases de religión islámica a los escolares, será denunciada ante los tribunales. Así lo ha manifestado Mohamed El Ghaidoun, presidente de la Unió de Comunitats Islàmiques de Catalunya a El Periódico.

Resulta curioso que en un país autoproclamado como aconfesional y donde tan sólo el casi 3% de sus ciudadanos se considera creyente de otra religión (según datos del último barómetro publicado del CIS, de febrero de 2019), una de sus confesiones minoritarias exija su implantación en las clases de los más pequeños. Dato que resulta aún más alarmante si se compara con el porcentaje de españoles que afirman ser católicos (casi 68%) o no creyentes o ateos (16% y 11%, respectivamente).

[La Comisión Islámica denunciará a todos los que no implanten el Islam en los colegios]

Pero claro, son sus costumbres y hay que respetarlas y como bien dice El Ghaidoun, “está claro que (la Generalitat) no quiere reconocernos este derecho fundamental, pero ya estamos cansados” pues en su opinión, “es una decisión política”. De hecho, ya existen hasta 12 comunidades autónomas en toda España, donde la religión musulmana se encuentra plenamente incorporada como asignatura optativa en las escuelas.

El caso catalán

Según afirmó este mismo año la Comisión Islámica de España, que ya se encuentra moviendo fichas para implantar la religión musulmana en las escuelas, existen 84.000 alumnos musulmanes y ni un solo profesor contratado. Resulta que ni las 300 mezquitas sitas en Cataluña ni las clases de árabe, darija o amazig ofrecidas por la Conselleria d’Educación en horario extraescolar resultan suficientes.

[El Gobierno quita la religión católica de la Educación, pero se podrá elegir la islámica]

Según El Ghaidoun, “no nos quieren dar los datos oficiales” y dado que se ha abierto la preinscripción escolar del curso 2019/2020, ha decidido que es el momento de reivindicar sus derechos. La exigencia es clara: “si la Generalitat no da respuestas a sus demandas, iremos a los juzgados con todos estos casos”. Sus deseos han sido ya órdenes para otros tribunales de nuestro país y hasta puede que se salgan con la suya y la religión musulmana cuente para nota. Que nadie se asuste si los padres que no desean el adoctrinamiento de sus hijos inician una avalancha de bajas. La polémica está servida.

[Los alcaldes de Crevillent y Almoradí se plantan: 'Si los musulmanes quieren Islam, a la mezquita']


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.