Toni Albà promovió boicots contra Samsung, Windows, Granini y Carmen Machi

 toni-alba-restaurante

Toni Albà, actor de TV3, salió a la palestra de la polémica tras llamar 'mala puta' a 'Inés'. Muchos usuarios identificaron a esa 'Inés' del poema que el intérpetre compartió en sus redes sociales, con la líder de Ciudadanos en Cataluña. De hecho, la formación naranja, desde su cuenta nacional, denunció públicamente durante la campaña electoral el "ataque machista" proferido por Albà. Y es que es de sobras conocida la radical filiación independentista del cómico catalán.

Desde entonces, el restaurante que el actor regenta junto con sus dos hermanas en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) está sufriendo los efectos de un boicot. Así lo ha asegurado el propio Toni Albà a los medios de comunicación. El actor considera que su negocio está siendo víctima de una campaña de "desprestigio, difamación y boicot orquestada desde varios medios digitales y desde las redes sociales".

La familia ha salido al paso así de publicaciones que cuestionan la calidad del establecimiento, lo que atribuyen a las opiniones públicas del actor. Es el caso de un tweet donde se señala que el restaurante provoca "indigestión" y se afirma que Toni Albà es "'odiador' profesional de España". Albà lamentó que la campaña haya generado "insultos, ataques, injurias y amenazas".

Toni Albá, el promotor de boicots

Las redes sociales no han tardado en responder al actor nacionalista. Y como siempre, ha quedado retratado. La hemeroteca le ha recordado que él mismo ha pedido y fomentado el boicot a marcas y a personas en varias ocasiones. En su cuenta de Twitter se puede leer como en el año 2012, Toni Albà pedía públicamente el boicot a Samsung y a Windows.

Albà también pidió en su momento boicotear a su compañera de profesión Carmen Machi. La que fuera protagonista de la exitosa serie 'Aída' de Telecinco, firmó el manifiesto de los intelectuales españoles a favor del federalismo frente a la ola secesionista. Un hecho que no le gustó nada al actor de TV3.

"Carmen Machi firmó con los 'intelectuales' españoles contra el derecho a la autodeterminación de Cataluña. ¡No vayamos!", escribió Albà en su cuenta de Twitter. "Esa compañera podría haber escogido no firmar un manifiesto que atenta contra un derecho fundamental reconocido por la ONU"; "Firmó un manifiesto en contra a la libertad de decidir", añadió después.

Pidió boicotear a Windows por separar los idiomas catalán y valenciano. Después pidió boicotear a Granini por no etiquetar sus productos en catalán.

Hace solo unos meses también pidió boicotear a la industria para luchar por la República Catalana.

Sin embargo, a pesar de haber promovido cinco boicots, el actor ha salido en los medios denunciando que ahora el boicoteado es él y su restaurante.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.