¡Surrealista! El nuevo baile oficial de la República de Puigdemont

 baile de la republica

La última del independentismo catalán. Un año después del referéndum del 1 de octubre, la proclamación desde el Parlament de la República de ocho segundos y la declaración de independencia ‘interruptus’, que terminó con la huida a dispersión y el encarcelamiento de los principales dirigentes soberanistas, llega la enésima performance ‘indepe’: el Consell per la República.

En algo tendrán que matar el tiempo los prófugos que ya se amontonan en Bélgica: o por lo menos, que lo parezca. El momio de la independencia se ha convertido en su particular ‘modus vivendi’ y en un negocio de descomunales proporciones para los cuatro de siempre.

Decían los nacionalistas que la proclamación de la República de Cataluña se estudiará en los libros de texto. A este paso, en el único sitio donde pueden entrar es en el Récord Guiness… de lo esperpéntico. El ‘procés’ es la 'fake news' más monumental de todos los tiempos.

Carles Puigdemont presentó con pompa y boato desde el Palau de la Generalitat su último invento para vivir del cuento. Un Consejo en el extranjero que ayudará a ‘internacionalizar el procés’, luchar contra la ‘opresión del Estado’, contra Franco y más de lo mismo. Es decir, nada. No vale la pena ni dedicarle dos líneas a tanta tontería. Ya cansa.

Sin embargo, lo que llamó poderosamente la atención fue la particular danza con la que se dio por inaugurado el nuevo órgano ‘indepe’, el brazo armado de Puchi desde el exilio.

El ya bautizado como baile de la República. Una especie de ‘aurresku’ en versión catalana tan surrealista que ya se ha convertido en otra de las imágenes del ‘procés’. Y mira que lo tenía dificil: entre los tontos del capirote dando vueltas alrededor de una cárcel, los lacitos amarillos que invaden toda Cataluña, las jaulas por turnos o el recuento de votos desde un altar, el listón estaba muy alto.

La danza fue seguida con especial atención por Carles Puigdemont, desde una mega pantalla que le daba unas dimensiones estratosféricas, a modo de Darth Vader, como un gran ojo orwelliano.

De verdad que vale la pena perder tres minutos en ver esta cosa. Es tan bueno que hasta se ha convertido en viral y ha disparado los memes. No es para menos.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.