Roger Torrent convoca el Pleno de investidura de Sànchez para desafiar a España

 torrent

El pleno de investidura de Jordi Sànchez, en prisión preventiva por un presunto delito de rebelión, será este viernes 13 de abril, a las 10 de la mañana. El Parlament ha convocado oficialmente la sesión, si bien todo depende de que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena autorice al diputado de Junts per Catalunya para abandonar la presión de Soto del Real y así poder asistir a la Cámara catalana.

Roger Torrent, el presidente del Parlament, ha remitido esta mañana una carta a Llarena solicitando su liberación temporal. "La prisión preventiva no comporta la privación del derecho al sufragio pasivo, que incluye necesariamente el derecho a ser elegido president", dice la misiva. Si se impide la asistencia de Sànchez, dice Torrent, "se estaría produciendo un daño irreparable a los derechos políticos del diputado".

La sesión tendrá otras incógnitas, más allá de la autorización judicial del candidato a presidente de la Generalitat. No está claro que ni el expresidente Carles Puigdemont o el diputado Toni Comín puedan votar en la elección. Esos dos apoyos son necesarios para lograr que se invista al diputado de Junts per Catalunya en segunda votación (un total de 64 síes, de una mayoría de 68), eso sí, si se abstiene la CUP. Los anticapitalistas dicen que solo apoyarán a Puigdemont.

Puigdemont pudo votar en el pasado pleno, después de que la Mesa de la Cámara aceptara que delegara el voto por encontrarse privado de la libertad en Alemania, a la espera de saber si era extraditado. Un tribunal de ese país ya lo ha dejado en libertad y, por tanto, su situación judicial es diferente y los supuestos que permiten que otra persona vote en su nombre ya no aplican.

Junts per Catalunya y Esquerra Republicana han optado por proponer a Sànchez como una manera de dejar en evidencia lo que considera la politización de la causa contra el proceso independentista. La defensa del expresidente de la Asamblea Nacional Catalana presentó el caso ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU, reclamando amparar los derechos políticos de Sànchez. El comité pidió al Estado español que se le permita salir de la cárcel. El presidente del Parlament también recuerda esto en su misiva a Llarena para justificar su petición.

Roger Torrent, el presidente del Parlament, comenzó el pasado viernes una ronda de contactos con los grupos para proponer un nuevo candidato a presidir la Generalitat. En marzo, Sànchez ya había sido candidato, pero no pudo asistir al pleno porque Llarena argumentó que había "riesgo de reiteración delictiva".


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.