Puigdemont sólo irá al Congreso si hay acuerdo previo por el referéndum

puigdemont-govern

El Gobierno central invitó este viernes al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a explicar su hoja de ruta independentista en el Congreso de los Diputados. La propuesta llegó tras la reunión del Consejo de Ministros y la explicó en público la vicepresidenta y encargada de la 'carpeta catalana', Soraya Sáenz de Santamaría. No concretó el formato ni la fecha, pero fuentes de la Moncloa apuntaron que el Ejecutivo y el PP están abiertos a escuchar propuestas. La idea fue acogida desde Barcelona con un 'no', pero 'sí' que hace casi imposible avanzar: Puigdemont dijo que solo aceptará la invitación si hay un acuerdo previo entre ambos ejecutivos para que se celebre el referéndum.

La mano tendida de Mariano Rajoy llega tres días después de que el Gobierno salvara en el Congreso su decreto de la estiba gracias al apoyo del PDECat y tres días antes de que el 'president' viaje a Madrid a dar una conferencia en el Ayuntamiento para defender sus planes soberanistas.

En declaraciones a la prensa antes de un acto del Pacte Nacional pel Referèndum, horas después de tener conocimiento de la invitación, el presidente de la Generalitat instó al líder del PP a negociar los términos del plebiscito y someter el eventual acuerdo a los respectivos parlamentos: el Congreso y el Parlament.

De esta forma, el jefe del Ejecutivo catalán intentó llevar a su terreno la oferta de la vicepresidenta. De entrada, interpretó que por vez primera "el Gobierno reconoce la posibilidad de un referéndum de autodeterminación en Cataluña", una actitud que ha calificado de "cambio de tono y terminología". Dicho esto, el mandatario nacionalista recordó que al margen de la conferencia que él pronunciará el lunes en Madrid junto con el vicepresidente Oriol Junqueras y el 'conseller' Raül Romeva, el Govern "trasladará formalmente al Gobierno central la propuesta para hacer efectivo" el referéndum acordado.

El 'Plan Ibarretxe'

El núcleo de la respuesta de Puigdemont es el siguiente: "El Govern está dispuesto a negociar las condiciones del referéndum con el Estado y, en el caso de llegar a un acuerdo, los dos gobiernos someterían este acuerdo a los respectivos parlamentos". Es una manera de abrir la puerta al debate sobre el referéndum en el Congreso, sí, como reclama el Gobierno, pero siempre como paso posterior a un acuerdo bilateral entre ejecutivos.

De este modo, Puigdemont dobla la apuesta del Gobierno de Rajoy y trata de evitar una "encerrona" o una situación como la vivida en el 2005 por el lendakari Juan José Ibarretxe, cuando vio rechazada por 299 votos (de 350 escaños que tiene el Congreso) su propuesta soberanista de reforma estatutaria. De hecho, a ese antecedente se refirió Santamaría. "El reglamento del Congreso establece mecanismos para que esa propuesta que afecta a la propia estructura del Estado sea conocida y debatida por las Cortes; tiene claros precedentes", apuntó, en referencia al llamado 'plan Ibarretxe'.

El Ejecutivo considera que el Congreso es el "sitio idóneo" para que el 'president' defienda su propuesta, que solo podría llevarse a cabo con una reforma de la Constitución. "Todo puede cambiarse", aseguró Santamaría, pese a que el Gobierno ha señalado en numerosas ocasiones que no ve la posibilidad de alcanzar un consenso para una modificación de la Carta Magna esta legislatura.

"La pregunta es si el señor Puigdemont está dispuesto, siguiendo las reglas democráticas, a plantear sus propuestas ante las Cortes Generales", declaró la vicepresidenta del Gobierno. "El señor Puigdemont debe acudir a las Cortes a plantear sus propuestas en el marco de las reglas de nuestra democracia", reiteró.

Santamaría comentó que en el acto en el Congreso podrían tomar la palabra Junqueras y Romeva, igual que, apuntó, tienen previsto hacer el lunes en el Ayuntamiento de Madrid. Esa imagen podría recordar a otra reciente, de abril del 2014, cuando los diputados Jordi Turull (CiU), Marta Rovira (ERC) y Joan Herrera (ICV-EUiA) acudieron al Congreso a defender la propuesta del Parlament para pedir la transferencia de competencias para convocar un referéndum en Cataluña.

El Estado contraataca: el Gobierno invita a Puigdemont al Congreso para pedir el referéndum

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.