Okupas de Barcelona piden ayuda a la policía para evitar que los dueños del inmueble los desalojen

banc-expropiat

El mundo al revés. Los 'okupas', que asaltan y se instalan en cualquier inmueble con el método de patada en la puerta de manera ilegal, apelan al Código Penal, que además les ampara, para defender sus derechos como ciudadanos. Estas cosas, sólo pueden pasar en España.

El colectivo antisistema, que controla desde hace meses el conocido como 'Banco Expropiado', fuente de interminables incidentes y conflictos violentos con los Mosssos d'Esquadra por las calles de Barcelona, ha denunciado en su cuenta oficial de Twitter que "un representante de una de las inmobiliarias que gestiona la propiedad, no especificó si era de Gramar o Maison Carrée, quería cambiar la cerradura de la puerta, obviando que legalmente no lo puede hacer si un juez no autoriza el desalojo del espacio".

Los okupas, en un tuit, acusan a la inmobiliaria (atención) de "querer desalojarlos ilegalmente". Este escrito, además, viene acompañado de una fotografía personal del representante comercial.

"Cuando llegaron los Mossos, estuvieron hablando con el de la inmobiliaria. Supongamos que le dijeron que lo que quería hacer era ilegal. Los tres se fueron con el coche patrulla. Supongamos también que lo acompañaron a poner la denuncia para el empleo, que es el camino legal".

Finalmente, el colectivo okupa reitera que "a pesar de la anécdota, nosotros seguimos adecuando el espacio nuevo para el día y disfrutando de la Fiesta Mayor durante la noche en el Banco".

Con dos cojones.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.