Miles de independentistas se manifiestan ante el Parlament con caretas de Puigdemont

 ciutadella-parlament-puigdemont

Puede parecer el previo a un concierto del cantante de moda, puede parecer un movimiento 'grupie' de adolescentes, incluso puede parecer una secta cuya veneración al líder llega a la más pura abducción. En realidad, lo que se ha visto ante el Parlament de Cataluña es una manifestación convocada por la ANC, en la que los participantes estaban invitados a llevar caretas de Carles Puigdemont. Al más puro estilo 'V de Vendetta', la película de culto en la que se inspiró el colectivo 'Anonymous'.

La famosa organización soberanista no ha desconvocado la marcha que tenían planeada de cara a la celebración del pleno de investidura. Roger Torrent, presidente del Parlament, anunció esta mañana que la sesión quedaría aplazada. De momento, se desconoce la fórmula que tomarán los partidos independentistas para investir a su candidato.

Puigdemont se supone que sigue en Bélgica, ya que de llegar a España sería inmediatamente puesto a disposición judicial, y muy posiblemente, encarcelado siguiendo los pasos de los exconsellersOriol Junqueras. La justicia ha ratificado que no puede ser investido vía telemática y que tampoco puede serlo delegando su voto en otro diputado. Así que la única forma válida para ser, de nuevo, president es llegar a España e ir en persona al pleno del Parlament. Probablemente, antes o después de que eso ocurriera acabaría en prisión. No tiene salida.

Los independentistas saben que la fórmula de Puigdemont como president no es viable. Lo que sucede, es que la escenografía montada alrededor de todo esto les vuelve a dar vía libre para inventar un nuevo dialogo de victimismo y opresión al pueblo catalán.

Pese a todo esto, la ANC, liderada por Jordi Sánchez, que reconoció ante la justicia que abandonaba la vía unilateral y que incluso dimitiría si se siguiese por el camino soberanista, ha iniciado una nueva manifestación. Miles de personas se han dado cita en el paseo de Lluís Companys, en el parque de la Ciutadella, para caminar y rodear el Parlament.

Bajo el lema 'recuperamos el Gobierno', los manifestantes han ido ataviados con su característico lazo amarillo -la ANC es 'cinturón negro' en escenografía- y con miles de caretas de Puigdemont. El hecho de ver a gente adulta con estas máscaras ha resultado sorprendente y seguramente sea una de las imágenes que más se difundan internacionalmente en las próximas horas. Un nuevo circo nacionalista. The show must go on.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.