España | Cataluña

Los separatistas convocan una manifestación el 16M en Madrid

indepes manifestacion

A las puertas del juicio por el 1-O, el soberanismo ha querido dar una imagen de unidad para llamar a las calles "de forma permanente, persistente y sostenida".

El Palau Robert ha acogido la presentación de un calendario en el que hasta el momento destacan tres fechas: una jornada de protestas el día del arranque de la vista en el Tribunal Supremo, con un paro de 10 minutos a las 12 horas que culminará con manifestaciones en las capitales de provincia; una manifestación en Barcelona el sábado 16 de febrero a las 17 horas a lo largo de la Gran Vía, desde la plaza de España hasta la plaza de Universitat; y una concentración en Madrid el próximo 16 de marzo a las 18 horas. También han anunciado que secundarán la huelga general del próximo 21 de febrero.

Bajo el lema 'La autodeterminación no es ningún delito', las primeras espadas de los partidos soberanistas se han fotografiado con los líderes de la ANC y Òmnium Cultural. Por parte de ERC han liderado la comitiva Sergi Sabrià y Marta Vilalta; de JxCat Gemma Geis y Francesc Dalmasses; del PDECat, Míriam Nogueras; de la CUP, Carles Riera y Natàlia Sànchez; y de los 'comuns' Joan Josep Nuet y Elisenda Alamany. Junto a ellos, representantes de la sociedad civil como el activista Arcadi Oliveres o el productor Josep Maria Mainat.

manifestaciones indepes

La historiadora Anna Sallés, el exdiputado anticapitalista David Fernàndez, la actriz Estel Solé y el periodista y exdelegado de la Generalitat en Madrid, Martí Anglada, han leído a párrafos un manifiesto consensuado. "Esta es una iniciativa de mínimo común denominador, esperando que sirva en la calle como máximo común multiplicador", han destacado.

"Queremos subrayar y dejar muy claro: esta iniciativa no pertenece a ningún partido político, ni a ninguna asociación política, social o sindical; tampoco se encuadra en ningún planteamiento ideológico partidista que no sea la defensa general de los derechos civiles, políticos y sociales de todos, independientemente de las ideologías profesadas", han insistido.

Asimismo, han asegurado que "lo que en realidad se quiere juzgar es el ejercicio de la democracia, paradójicamente en nombre de una democracia y de un Estado de Derecho, y que, por lo tanto, de lo que se trata es de un juicio contra el pueblo catalán y contra todos los pueblos del Estado español. La democracia no puede estar nunca fuera de la ley", han zanjado entre aplausos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.