La Generalitat responde a la sentencia del 9N: convocará el referéndum de independencia

junqueras-puigdemont-romeva

"Voy a ser claro. El pueblo de Cataluña va a votar en un referéndum sobre la indepenencia de Cataluña, entre finales de verano y principios de otoño". Así de tajante se ha mostrado el 'president' Carles Puigdemont en su comparecencia solemne de este lunes en la Galería Gòtica del Palau de la Generalitat, y flanqueado por Oriol Junqueras y Raül Romeva, para señalar que la sentencia contra Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau, no modifica un ápice la hoja de ruta de su Gobierno, que pasa por celebrar un referéndum de autodeterminación. "Lo que hoy ha condenado la justicia española, lo indultará el pueblo de Cataluña en las urnas. Votando este mismo año".

"De la misma manera que el día del juicio dije que se juzgaba a todos los catalanes que participaron en el 9-N, hoy digo que los 2,4 millones de catalanes que fueron a votar han sido condenados" ha señalado Puigdemont.

El 'president' ha afirmado que la sentencia no acaba con el diálogo, porque no ha existido, sino que demuestra que no hay siquiera "la voluntad de una salida política". Con todo, Puigdemont ha vuelto a hacer una llamada al diálogo, eso sí, sin límites: "Estamos de acuerdo con la Fundación Konrad Adenauer, no caben solo medidas judiciales, sino también dialogadas. O hablamos o hablamos. O negociamos o negociamos" ha rematado.

Por eso, ha hecho un llamamiento a "todos los españoles de bien que tienen el convencimiento de que el Gobierno tiene déficits democráticos" a defender el proceso soberanista y que los catalanes puedan votar. También ha destacado que esta situación no impedirá que el Govern siga defendiendo su hoja de ruta "sin renunciar a acudir a instituciones internacionales ni dialogar con los ciudadanos españoles".

Al hilo de las voces internacionales que empiezan a poner los ojos en lo que sucede en Cataluña (ello es observable en la acreditación de medios extranjeros, por ejemplo, en este mismo acto), Puigdemont ha reiterado su interpretación del dictamen de la Comisión de Venecia, es decir, un varapalo para la salud democrática española. Así mismo, ha desvelado que son "muchos" los que se acercan a la Generalitat para conocer la versión catalana "de la información que legítimamente" les facilita "el Gobierno español". "Hay inquietud en Europa", ha sentenciado el 'president'.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.