La Generalitat cambia las normas 30 minutos antes de empezar el referéndum

referendum-cat

Los ciudadanos que quieran votar en el referéndum ilegal convocado por el Ejecutivo catalán podrán hacerlo en cualquier colegio electoral. El Govern ha anunciado esta mañana que ha desarrollado un sistema para permitir un censo universal –se puede sufragar en cualquier mesa– para asegurar que el posible cierre de puntos de votación para obedecer al Tribunal Constitucional no entorpezca la jornada.

El portavoz del Ejecutivo catalán, Jordi Turull, ha asegurado que está garantizado que solo se pueda votar una vez. La Generalitat también ha informado que no será necesario usar sobres. Se trata de unos cambios de última hora que, para el Gobierno central, demuestran que el Estado de Derecho ha "desbaratado" el referéndum y acaban con "cualquier vestigio de respetabilidad democrática".

Turull ha comparecido esta mañana junto al consejero Raül Romeva. "Podremos celebrar el referéndum no como queríamos pero con garantías tal y como nos comprometimos", ha asegurado Turull desde el Centro Internacional de Prensa en Barcelona.

El portavoz ha explicado que el proceso podrá ser un poco más lento de lo usual pero que permitirá que todo el que quiera participar pueda hacerlo, independientemente del colegio al que tenía asignado. Primero se certificará por vía telemática el censo, para certificar que no se ha votado dos veces, y después se hará el registro a mano que normalmente se hace en las elecciones.

Esta nueva alternativa de voto puesta en marcha por el Govern se aleja de lo establecido por la propia ley que la mayoría independentista aprobó en el Parlament para dar cobijo a la votación. El artículo 33 de la norma asegura que "el censo se ordena por secciones censales y cada elector está inscrito en una sección censal. Nadie puede estar inscrito en diversas secciones ni varias veces en la misma sección". El Gobierno central ha criticado que el Ejecutivo catalán cambie sus propias reglas de juego 45 minutos antes de la votación.

El Govern también ha aclarado que se podrá votar sin necesidad de sobre. Turull ha revelado que todo el material electoral se ha podido reimprimir tras los operativos de incautación de la justicia pero no se ha logrado tener sobres suficientes. "El secreto de voto está por tanto garantizado", ha dicho Turull porque las urnas no son traslúcidas. También serán válidas las papeletas que se pueden llevar de casa. Turull ha explicado que no habrá Sindicatura Electoral.

El método de certificación de los resultados aún no ha sido revelado por el Govern. Un grupo de académicos se encargará de velar por las garantías de la jornada, pero no tendrán nada que ver con el escrutinio. Estará formado por los académicos independentistas Ferran Requejo, Mercè Barceló, Ignasi Faura, Enoch Albertí, Josep Maria Vilajosana, Eladi Crehuet y Joan Vintró.

Fuentes del Gobierno central han recordado que los Mossos tenían el encargo de desalojar los colegios a partir de las seis de la mañana y que todas las unidades de la Guardia Civil y la Policía Nacional ya han salido de sus bases y están desplegados. La jornada, además, termina a las 20.00. Las mismas fuentes recuerdan que la Guardia Urbana de L'Hospitalet ha requisado las primeras urnas.

El Govern ha insistido en que los operativos de ayer de la Guardia Civil en el Centro de Tecnología de la Información (CTTI) y en el Centro de Seguridad de la Información de Cataluña (CESICAT) no tienen ningún impacto en la celebración del referéndum. Turull ha recordado que un total de 140 páginas web han sido "censuradas" en los últimos días.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.