La cúpula de Podemos y los directivos de La Sexta 'pillados' cenando en un restaurante de lujo

ferreras-iglesias

Mediterráneo Digital | Son de izquierdas, pero de gustos refinados. Nada de los antiguos símbolos comunistas de la hoz y el martillo: los revolucionarios de hoy son más de la hoz.. y el Martini. Reuniones en sitios de burgueses, con whisky de malta y habano de madrugada. Socialistas de salón y visa oro.

Las redes sociales difundían este viernes, a primera hora, una curiosa imagen en primicia: la reunión semiclandestina de la cúpula de Podemos con el equipo directivo de informativos de La Sexta. Pablo Iglesias e Íñigo Errejón compartieron mesa y mantel con el periodista Antonio García Ferreras y el director de la cadena, César González Antón.

>>>>>  Pinchar en la fotografía para ver imagen a tamaño completo

Sin embargo, el peculiar encuentro, a menos de dos meses de las elecciones generales, captado por otro de los comensales del local con su propio teléfono móvil, no se celebró en un restaurante similar al utilizado como escenario del debate entre el propio Iglesias y Albert Rivera en el programa estrella de la cadena, Salvados. Una cosa es ser pobre y otra, parecerlo.

Para esta reunión privada, que tenía como finalidad- según han declarado fuentes de Atresmedia a Vertele- preparar la cobertura de la campaña, se eligió uno de los restaurantes más selectos y con más renombre de la capital de España, el Sudestada.

El local, en el que "no es extraño ver comer a los mejores chefs del país deleitándose de su cocina de raíces asiáticas pero con un toque fusión", según relata el diario El Mundo- está regentado por el conocido cocinero Estanis Carenzo y Pablo Giudice, que han conseguido atraer a los visitantes más exigentes y ávidos por una vuelta de tuerca a la tan manida cocina asiática.

Pero, como en casi todos los órdenes de la vida, lo bueno, tiene un precio. Sólo a la altura de los bolsillos y paladares más selectos. El menú degustación en el Sudestada no baja de los 50 euros por persona. La cena de la clandestina reunión, culminada con cuatro caipirinhas, ascendió hasta los 250 euros. No ha trascendido quien pagó. Más o menos, la mitad de lo que gana un parado español de larga duración... en un mes. Los bares de polígono y las camisas de Alcampo son sólo para la foto.

Cosas de la izquierda más progre de nuestro país.

>>>>>  Fiesta para millonarios: Pablo Iglesias, 'pillado' en el lujoso cumpleaños de Jaume Roures

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.