La CUP exige referéndum de independencia o dejará caer a Puigdemont

anna-gabriel

La CUP ha exigido a Carles Puigdemont que convoque un referéndum de autodeterminación para culminar el proceso soberanista durante el primer semestre de 2017. La formación antisistema ha condicionado su respaldo al presidente de la Generalitat en la cuestión de confianza con la fijación de la fecha para celebrar la consulta vinculante.

Concretamente, el diputado de la CUP Benet Salellas ha afirmado que su formación exigirá a Puigdemont que fije "una fecha y un instrumento" para ejercer el derecho a la autodeterminación en la negociación para avalar la cuestión de confianza a la que el presidente de la Generalitat debe someterse el 28 de septiembre.

El instrumento al que se refiere Salellas ya quedó fijado en las conclusiones de la comisión de estudio del Proceso Constituyente que fueron aprobadas el pasado miércoles en el Parlament desobedeciendo al Tribunal Constitucional (TC).

En dichas conclusiones se contempló, por exigencia de la CUP, la posibilidad de "completar la desconexión" mediante "un mecanismo unilateral de ejercicio democrático". El redactado ambiguo fue clarificado por la CUP. "Es un referéndum unilateral", dijeron los independentistas radicales.

Hoy Salellas ha ido un paso más allá para pedir "una fecha para resolver definitivamente el ejercicio del derecho de autodeterminación" dentro de la segunda parte de la legislatura y crear un instrumento para que el pueblo se pronuncie sobre este extremo.

"La fecha tendría que ser en el primer semestre de 2017 y el instrumento el referéndum", ha explicado Salellas, que ha aclarado que no son especialmente fetichistas en ese sentido, porque los 'cupaires' creen que es una cuestión de país, que debe abordarse con el máximo numero de partidos y con las entidades independentistas.

Ha considerado que si se fija fecha e instrumento "el resto irá rodado, porque además despejará el fantasma de 'procesismo' de una vez por todas" y ha defendido que la fórmula refrendaria es la que más se aceptará internacionalmente. Para Salellas, no se entendería que se celebrara un sólo referéndum para una futura constitución catalana, que sirviera para validar el proceso independentista: "Primero tenemos que decidir si queremos constituirnos en república".

Tras esa primera consulta vinculante, propone la apertura de un proceso constituyente, a través de una asamblea constituyente que elabore una constitución que se tendrá que someter a referéndum: "Son dos referéndums: uno por la independencia y otro constitucional. Son momentos de soberanía diferentes", ha especificado.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.