Junqueras y Romeva, en libertad

junqueras

Nunca, en ningún país del mundo, había salido tan barato intentar dar un golpe de Estado. Cada vez quedan menos líderes soberanistas condenados por sedición por el Tribunal Supremo cumpliendo la pena en prisión. La Junta de Tratamiento del centro penitenciario de Lledoners acordó este jueves aplicar el artículo 100.2 del reglamento penitenciario al ex vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y al ex conseller Raül Romeva. Los dos saldrán seis horas al día tres días por semana para trabajar, según la Secretaria de Mesures Penals, Reinserció i Atenció a la Víctima del Departament de Justícia, controlada por la consellera Ester Capella de ERC, el mismo partido que Junqueras.

Jordi Sánchez aprovecha su permiso penitenciario para ir a TV3: 'La DUI fue un fracaso'

De esta forma Junqueras y Romeva se suman a Jordi Cuixart, Jordi Sànchez, Joaqum Forn, Dolors Bassa y Carmne Forcadell que ya han abandonado las cárceles en las que están recluidos algunas horas al día para realizar voluntariado, trabajar o cuidar de familiares con edad avanzada. Por la sentencia del Supremo Junqueras y Romeva no podrán realizar trabajos para la administración ya que están inhabilitados para ellos. Hay otros dos presos que salen a trabajar: Cuixart en la empresa de su propiedad y Forn contratado en la productora del comunista Jaume Roures, Mediapro.

Joaquim Forn, golpista del 1-O en prisión, 'ficha' por Mediapro, la productora de Jaume Roures

La salida de Junqueras y Romeva puede ser inmediata. Mientras un juzgado de vigilancia penitenciaria debe validar o no estas salidas. La Fiscalía se ha opuesto a todas las anteriores denunciando que se trataba de un "tercer grado encubierto".

Sentencia del procés: la Generalitat podrá dejar a los presos en libertad con el tercer grado


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.