Vuelven los complejos: Feijóo reconoce 'la nacionalidad catalana'

El presidente del PP Alberto Núñez Feijóo se ha plantado este viernes en Barcelona para tender la mano a Cataluña al mismo tiempo que cargaba con dureza contra el 'procés', al que acusa de “haber ejercido el autogobierno de manera irresponsable”, y ha recordado los vínculos del independentismo con la Rusia de Vladímir Putin: “Con la guerra de Ucrania, el 'procés' pasa de ser de un instrumento liberador para ser un mecanismo para subyugar el Gobierno español, una democracia europea”.

El discurso de Núñez Feijóo ante el Cercle d’Economia tuvo tres ejes: la estabilidad política, el rigor económico y poner en valor el papel de las CCAA, como autoridad del Estado y como una parte fundamental del sistema institucional y de la democracia española. Todo explicado en un tono tranquilo, nada mitinero. “El Estado y las CCAA no son realidades yuxtapuestas. Referirse al Estado y a las comunidades no es correcto. Las CCAA son Estado. Sin las CCAA el Estado sería una carcasa hueca y España sería una nación preconstitucional”, ha advertido este político conservador.

Núñez Feijóo ha recordado una obviedad: “Una CCAA dialoga, discrepa o acuerda con el Gobierno central, no con el Estado. La política autonómica es política nacional. Y esa visión es la que me ha guiado como presidente de Galicia y ahora en mi nueva responsabilidad”.

El líder de los populares no ha citado a Vox en su discurso, aunque se ha desmarcado de cualquier radicalidad. Sus tres referentes han sido Miquel Roca, un fundado de CDC: Anton Costas, un economista de corte socialdemócrata, aunque el astuto presidente del PP reivindicó la condición de Costas como gallego; y Konrad Adenauer, un democratacristiano alemán. Su modelo de gestión autonómico no fue Galicia, sino Andalucía.

"Vox es una escisión del centroderecha de España"

Pero en el turno de preguntas de los empresarios sí que le preguntaron por si su discurso moderado era compatible con los pactos con Vox. “Vox es una escisión del centroderecha de España y al que más beneficia es a los partidos que están más al otro lado. Si a un político le preguntan si le molesta una escisión en sus propias filas, la respuesta es sí. Si miran ustedes el Congreso lo que comprobarán es que sobra oposición. Lo que faltan son alternativos. El PP somos europeístas, somos un partido autonomistas, y la prueba es que yo presido el partido. Y somos un partido de gestores. Hemos gestionado Y el partido por el que usted me pregunta no cree en la idea de Europa se opone al capítulo octavo de la Constitución y no ha gestionado nada. Sí que nos interesan sus votantes, porque cuanto más dividido se encuentre el centro derecha más tiempo durará un gobierno como el actual”.

“Tenemos que ser capaces de poner fin a los desencuentros. Unos desencuentros que han producido más entre la clase política que entre los ciudadanos. Un ejemplo es el deporte. En Galicia hay muchos seguidores del FC Barcelona que prescinden de cualquier lectura política, igual que muchos catalanes vibran con la selección española. Es hora de que los políticos nos miremos en los ciudadanos porque son ellos los que cada día nos dan lecciones de comportamiento”, argumentó Núñez Feijóo, que se ha metido al público en el bolsillo con un discurso sin estridencias.

Llamamiento a la estabilidad

En el momento central de su discurso, el presidente del PP ha anunciado: “Vengo, llámenme loco, vengo a reclamar, a defender la estabilidad. Ese deseo de estabilidad es cada vez más claro. Y ese es mi proyecto político”.

En clave española, Núñez Feijóo ha confesado que le “preocupa la actitud del gobierno central en lo político. Se da la espalda a los consensos amplios que siempre han dado los mejores resultados en nuestro país. Y esto alimenta tanto la inestabilidad política como la económica”, conectando así con las peticiones del Cercle de una gran coalición en España que arrincone a los partidos más populistas.

Núñez Feijóo ha respaldado de manera plena el marco legal autonómico: “El sistema autonómico no ha sojuzgado la personalidad de las CCAA. Quienes poseemos el legado de una cultura propia, la cultivamos para preservar una herencia con la que enriquecemos el acervo común. La identidad no es una rebeldía arbitraria, sino una forma de reafirmar el sentido de pertenencia y de sentirse en casa”.

A menudo por alusiones que tanto podían entenderse contra el 'procés' o contra Vox, Núñez Feijóo ha desmontado a determinadas fuerzas políticas de manera tranquila pero despiadada. “Para determinadas formaciones políticas la convulsión no es algo puntual, sino un carácter permanente. Para esa formación a agitación es una manera de ocultar su falta de proyecto y sirve para subyugar la sociedad civil y que muy poca gente se dedique a la política. Tal vez debamos dejar a un lado las políticas del retrovisor y preguntarnos si en ese futuro no será mejor la cercanía de Cataluña con el resto de España. Es mi deseo como defensor de la Constitución y de la legalidad vigente”, ha argumentado el nuevo presidente de los populares.

Reconectar Cataluña

"Para una nacionalidad como la catalana, la opción más importante es recuperar el liderazgo. Se ha perdido prestigio y caer en una decadencia innegable ante otros lugares más dinámicos y más abiertos. A mí esto me entristece y mi deber es revertir esta situación. Cataluña no puede quedarse atrás. Cataluña necesita hablar menos de política y más de economía, menos de desconectar y más de reconectarse".

Núñez Feijóo ha hablado con la sala llena. Al evento ha acudido la plana mayor del PP en Cataluña: el presidente del PP en Cataluña, Alejandro Fernández, el secretario general en Cataluña, Santi Rodríguez: la eurodiputada Dolors Montserrat y el candidato histórico a la alcaldía de Barcelona, Alberto Fernández Díaz. Se veía a los populares catalanes con ganas de utilizar el “efecto Feijóo” para recuperar terreno en Cataluña.

Los complejos del PP dinamitan el centro-derecha español

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.