España | Cataluña

El juez deja en libertad a dos rumanas con 568 denuncias y vuelven a robar a las 24 horas

rumanas

Los Mossos d'Esquadra del Área de Seguridad del Transporte Metropolitano (ASTMET) han desarticulado un grupo criminal de carteristas reincidente que actuaba en el Metro de Barcelona.

El grupo, formado por seis chicas, habría llegado de manera escalonada desde Rumanía a Cataluña a comienzos de 2018 y, desde entonces, han acumulado 1.273 identificaciones policiales y 568 denuncias.

Tal y como apuntan los Mossos, en el momento de la investigación, iniciada a principios del mes de abril, todas las miembros del grupo vivían en el mismo domicilio ubicado en L'Hospitalet de Llobregat y se desplazaban en metro para comenzar jornada delincuencial en Barcelona. Su actividad delictiva se centraba básicamente en las estaciones de Urquinaona, Sagrada Familia, España, Sants Estación y Paseo de Gracia.

Habitualmente actuaban en grupos de dos a cuatro personas en las escaleras y pasillos del suburbano, robando en la mayoría de los casos dinero, cámaras y teléfonos. Entre sus víctimas escogían mujeres de edad avanzada y turistas.

Los Mossos detuvieron a dos miembros del grupo el 1 de agosto, fueron trasladas a dependencias judiciales y quedaron en libertad provisional a la espera de juicio. Una vez en la calle, una patrulla de la Guardia Urbana las volvió a detenir in fraganti cuando asaltaban otro turista. Hasta la próxima. España se ha convertido en el paraíso del delincuente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.