Desafío total: el Parlament convoca el referéndum de independencia

puigdemont-aplausos

Un referéndum vinculante por la independencia antes de septiembre del año próximo. Es lo acordado por el pleno del Parlament de Catalunya tras aceptar las propuestas de Junts Pel Sí y la CUP sobre la celebración de esta votación y contar con la abstención de Catalunya Sí que es Pot.

La resolución indica que este referéndum secesionista debe hacerse "como muy tarde" en septiembre de 2017 "con una pregunta clara y de respuesta binaria" y el Parlament activará "todos los dispositivos legislativos necesarios para llevar a cabo la celebración del referéndum y para darle al mismo tiempo cobertura legal". Además, indica que antes de final de año se deben constituir una comisión de seguimiento "para impulso, control y ejecución del referéndum".

Si el Parlament "constata" que no hay acuerdo con el Estado seguiría igual con la votación. La propuesta de Junts Pel Sí y la CUP también incluye que el Govern debe crear "espacios de debate y propaganda electoral que garantice la presencia de los argumentos y prioridades de los partidarios del sí y del no a la independencia en igualdad de condiciones".

Además piden convocar una cumbre de todas las fuerzas políticas y sociales favorables al derecho a la autodeterminación para trabajar en la convocatoria del referéndum y se hará una ponencia conjunta antes de final de año que incluya aspectos sobre la sucesión de ordenamientos jurídicos, la nacionalidad, los derechos fundamentales, el sistema institucional, la potestad financiera y el poder judicial durante "el periodo de transición existente entre la proclamación de la República Catalana y la aprobación de la Constitución".

También instan a crear una comisión de expertos para seguir el proceso de autodeterminación con juristas expertos que velen de que se haga con "garantías democráticas" por parte de las instituciones catalanas y del Estado.

Antes de la votación, la Mesa del Parlament rechazó con los votos de Junts Pel Sï y de Catalunya Sí Que Es Pot, la petición de C's, PSC y el PP para que se reconsiderase la tramitación de la propuesta de resolución sobre el referéndum y la del proceso constituyente.

Los partidos constitucionalistas consideraban que la resolución no podía debatirse ya que contravenía a las decisiones del Tribunal Constitucional, tal y como han advertido los portavoces del PP, Enric Millo, y de Ciutadans, Carlos Carrizosa, que ha dicho que declinaban participar en estas votaciones "por motivos de legalidad, no de discrepancia politica".

En el otro lado, Albert Botran, de la CUP, destacó que se "ha iniciado la cuenta atrás para el referéndum sobre el derecho de autodeterminación y el derecho a decidir" y añadió que "no nos pararán ni esperaremos permisos".

La portavoz de Junts Pel Sí, Marta Rovira, destacó que "queremos superar el autonomismo que es una clara limitación" y afirmó que el referéndum "legitima el cambio sobre la independencia, ya que decidirá todos los quieran decidir para que nadie dude del resultado. O votamos o votamos".

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.